Skip to main content

Noticia

Motos

Maverick Viñales ha venido para hacer historia

Maverick Viñales ha venido para hacer historia

Maverick Viñales ha venido para hacer historia. Brutal su rendimiento con la Yamaha en su primera carrera de la temporada y más espectacular todavía su capacidad para esperar su momento y atacar en el instante preciso. A Marc Márquez le ha salido un rival muy duro de pelar.

Carrera MotoGP: Maverick Viñales se doctora a lo grande

Maverick Viñales ha venido para hacer historia. La carrera de MotoGP ayer en Qatar demostró el enorme talento que atesora el joven piloto de Rosas y que está llamado a marcar un antes y un después en la categoría reina. Su estreno no pudo ser mejor, ya que el guion de carrera que él y muchos teníamos en mente cambió, pero al final el de Yamaha se repuso, espero su momento y se llevó el gato al agua. 

Cuando se apagó el semáforo vimos uno de los puntos en donde quizás más tiene que mejorar el bueno de Viñales, la salida. Perdió muchas posiciones en la arrancada y eso le relegó a la quinta posición. No estuvo cómodo en las primeras vueltas, algo que el propio Mack reconoció después de la carrera: "La moto me patinaba mucho y no sabía muy bien por qué. Tuve que relajarme e intentar hacer mi ritmo sin pensar tanto en el gas y centrándome más en el paso por curva". 

Fue curioso porque cuando Viñales dio con la tecla encima de su Yamaha M1 fue cuando muchos pensábamos que Valentino Rossi iba a adelantar a su compañero de equipo, algo imposible de creer visto el fin de semana de ambos. El italiano venía remontando a muy buen ritmo pero Maverick despertó y se fue como un descosido hacia delante. 

Primero Iannone, que estuvo cerca de tirarle cuando se cayó, después Márquez y para terminar un gran duelo con Andrea Dovizioso y la potencia de su Ducati en la recta. El de Forli llevaba el neumático más blando y eso se notaba en las aceleraciones. Sin embargo, Viñales fue capaz de adelantarlo en la primera parte del circuito y clavar los parciales en la parte final para terminar llevándose la victoria. 

Un estreno colosal y que viene a demostrar la profunda madurez que tiene ya este piloto a sus 22 años. Este inicio supone una mala noticia para sus principales rivales, ya que Maverick ha arrancado por todo lo alto y su nivel de confianza con él mismo, con la moto y su nuevo equipo técnico es bestial. Que se anden con ojo los Márquez y Rossi porque les ha salido un rival muy pero que muy duro de pelar. 

Lecturas recomendadas