Skip to main content

Noticia

F1

Mattia Binotto y cómo Ferrari se puede complicar la vida en 2019

Binotto y Arrivabene

El director técnico del equipo Ferrari, Mattia Binotto, podría haber dado un ultimátum a Ferrari reclamando confianza para 2019: si no la tiene, podría marcharse y dejar a la formación italiana en una delicada situación.

Cuando los resultados no llegan en un equipo de Fórmula 1 como Ferrari, hay que buscar culpables y tomar decisiones. A veces hay despidos y otras simplemente se cambia la estructura del equipo para no repetir errores. En Ferrari se ha señalado a Vettel, a Mattia Binotto (director técnico del equipo), a Maurizio Arrivabene (director) y a los estrategas por perder el título de 2018… y puede que uno de ellos esté a día de hoy más fuera que dentro de Ferrari.

Binotto lidió en la recta final de la temporada una disputa con Arrivabene que estuvo a punto de dejarle fuera de la escudería italiana por la división de opiniones sobre por qué se produjo el fracaso de 2018 y porque muchos le señalaban a él. Sin embargo, la situación se tranquilizó y el ingeniero, que no fue al Gran Premio de Estados Unidos a pesar de desempeñar una de las funciones claves en la F1, volvió a tomar las riendas de la formación.

Justo después del Gran Premio de Abu Dhabi, el técnico suizo se reunió con la cúpula directiva de Ferrari para tratar de planificar la temporada 2019 y saber cómo actuar, posiblemente cansado de ser uno de los señalados por no haber ganado títulos en la temporada que acabó a finales de noviembre.

Vettel en el GP Brasil 2018

Binotto ha recibido en los últimos meses ofertas de varios equipos de Fórmula 1, que aprecian su labor desempeñada en Ferrari y que saben que desestabilizarían más aún a una escudería que no termina de volver a pelear por el campeonato. A pesar de ello, el diario Il Corriere della Sera, que publica esta información, señala que Binotto “quiere quedarse para continuar con una misión inacabada, pero necesita confianza, serenidad y que su puesto esté asegurado”.

Mattia Binotto

John Elkann, presidente de Ferrari desde la muerte de Sergio Marchionne, que había liderado el resurgir de la escudería italiana, está intentando mediar en la disputa interna entre Arrivabene y Binotto, con el objetivo de que ésta no afecte negativamente al rendimiento de Ferrari. Además, se rumorea que Elkann visita cada vez más frecuentemente la sede de la escudería italiana.

En caso de que Binotto abandonase Ferrari, el equipo se vería en una complicada situación, sin director técnico en pleno diseño y desarrollo del coche del año que viene. Esto comprometería el rendimiento al principio y a lo largo de la próxima temporada… lo que nadie desea en Maranello ahora que parece que pueden pelear de tú a tú con Mercedes.

Imagen: Sutton Motorsport
 

Lecturas recomendadas