Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

La ley que afecta mucho (y para mal) al coche eléctrico

recarga coche eléctrico endesa

La eliminación del gestor de carga que es uno de los puntos fundamentales del Decreto-Ley 15/2018, publicado en el BOE el 6 de octubre, pero ratificado esta semana en el Congreso de los Diputados, llega en el momento justo. Ahora que muchas compañías eléctricas y distribuidoras de gas quieren lanzarse a instalar puntos de recarga de coches eléctricos públicos, lo tendrán mucho más sencillo. 

Después de 8 largos años en los que todos los actores del sector del coche eléctrico llevaban reclamando la desaparición del gestor de carga, el Gobierno de Pedro Sánchez la ha eliminado de un plumazo. En 2011, el ejecutivo de Zapatero introdujo en la Ley del Sector Eléctrico esta figura intermedia a la que había que acudir hasta ahora siempre que se quisiera instalar un punto de recarga para coches eléctricos

Entonces, se creyó erróneamente que la movilidad eléctrica iba a experimentar un boom hasta el año 2014, cuando se llegó a afirmar que a ya habría un millón de coches eléctricos en circulación en España. Sin embargo, el mercado no despegó y los gestores de carga, creados para poner un poco de orden en el despliegue de las infraestructuras y certificar su seguridad, se quedaron como una mera figura burocrática que ha entorpecido iniciativas a favor de la movilidad sostenible. 

 

Y es que, fueras un ayuntamiento, una gran superficie o un parking que quería dar servicio a sus clientes con el extra de uno o varios puntos para cargar sus coches, se tenía que firmar un contrato con uno de estos gestores de carga, recogidos en este listado cerrado de todas las sociedades mercantiles que desarrollaban la actividad destinada al suministro de energía para la recarga de vehículos eléctricos. Aunque en él estaban las principales eléctricas, el sistema era demasiado rígido y la burocracia intermedia, excesivamente lenta. 

La ley que elimina el impuesto al sol y te permitirá cargar tu coche con paneles solares

Cabe señalar que el PP ha votado en contra de este Decreto-Ley 15/2018, pero no por el hecho de que elimine a los gestores de carga de la ecuación, sino porque, además, ha erradicado de un plumazo el conjunto de medidas conocidas como "impuesto al sol". Estas fueron establecidas en una reforma que los populares introdujeron por otro decreto, en 2015.

No te pierdas: Diccionario del coche eléctrico

Con mucha polémica desde entonces y la promesa de todos los partidos de la oposición de derogarla, la reforma eléctrica del PP desincentivaba la instalación de paneles solares para el autoconsumo eléctrico en domicilios. Los peajes que estos debían pagar por estar conectados a la red hacían que la inversión tardara demasiado en poder recuperarse o que, directamente, no pudiera ser rentable.

Ahora, por tener uno de estos paneles no habrá que pagar nada de peaje por seguir conectado a la red eléctrica o la energía producida y, además, las multas para las instalaciones irregulares caen considerablemente en su cuantía. Lo que no permite la Ley 15/2018 es acumular esa energía, es decir, utilizar baterías como las de Tesla para guardar la electricidad producida en casa y, por ejemplo, poder volcarla después a la red en un momento de elevada demanda.

Así, el Decreto-Ley que elimina los gestores de carga imposibilita hacer lo propio con la energía que las baterías que un coche eléctrico puede acumular -algunos Wallbox del mercado ya están preparados para ello- y que podría ser volcada a la red eléctrica de vuelta. Sin embargo, esto tiene un posible lado positivo: potenciará que quien tenga un coche a pilas lo use para su movilidad y no para obtener un rendimiento económico de él solo por tenerlo aparcado en su domicilio. 

Con todas las eléctricas en la rampa de salida para extender redes de recarga de coches eléctricos y buscando acuerdos con grandes superficies, empresas, aparcamientos y gasolineras para su instalación, el cambio normativo llega en un momento idóneo para facilitar las cosas. Por otro lado, el Decreto-Ley 15/2018 tiene poco desarrollo en las medidas que propone. 

Entre ellas, hay una que prevé que todos los actores nutran una base de datos paneuropea con las ubicaciones de todos los puntos de recarga de coches eléctricos. Está claro que, algún día debería haber tal cosa, pero según ha podido saber AUTOBILD.ES, no existe a día de hoy tal archivo, ni tampoco un formato especificado para guardar esos datos. 
 

Lecturas recomendadas