Logo Autobild.es

En esta nave secreta de León han aparecido más de 100 coches clásicos de valor incalculable

coches clasicos abandonados nave leon

Una inmobiliaria se disponía a vender una nave en León cuando encontró en su interior más de 100 coches clásicos abandonados con matrícula española. La nave ya se ha vendido, pero el contenido no, aunque se desconoce qué ha ocurrido con los vehículos de momento.

Los denominados hallazgos de granero son algo que parece ocurrir solo fuera de las fronteras de España. Estados Unidos es bastante asiduo a este tipo de descubrimientos donde aventureros amantes de los coches se encargan de buscar y localizar joyas ocultas durante décadas en el interior de estos cobertizos, donde son presa de la suciedad y el óxido.

Luego de rescatarlos, en muchos casos estos coches reciben cariño y son sometidos a una meticulosa restauración para devolverlos a sus días de gloria. A partir de este punto, muchos se quedan con sus propietarios/rescatadores y otros se ponen a la venta o salen a subasta por cifras realmente mareantes.

Algo así, dentro de unos máximos, podría ocurrir pronto en España, ya que ha sido descubierta una nave secreta en León donde se encontraban más de 100 coches clásicos, algunos de los cuales de gran valor. El descubrimiento es cortesía de la inmobiliaria Naranco, perteneciente al Grupo Gain, quien ha compartido un vídeo en redes sociales con algunos de estos vehículos encontrados.

Una inmobiliaria encontró la colección de coches clásicos abandonados en esta nave de León

Al parecer, la inmobiliaria recibió el encargo de vender esta nave de unos 2.500 metros cuadrados y un precio de 48.000 euros. Al abrir sus puertas, descubrieron que en el interior había aparcados durante años (e incluso décadas) una extensa colección de coches clásicos matriculados en España.

Fábrica abandonada Bugatti

A simple vista, los vehículos parecen en buen estado, si no tenemos en cuenta los años de polvo y suciedad acumulados en sus carrocerías debido a que la nave no está del todo cerrada y que muchos de los coches están estacionados a la intemperie.

Por ahora, no hemos podido localizar ningún registro o tasación de los coches que había en el interior de esta nave, que por cierto ya se ha vendido, pero sin los vehículos, ya que el valor de éstos habría multiplicado por tres o incluso cuatro el precio de venta.

Ante este impedimento de saber qué coches había en la nave de León, los compañeros de La Escudería se han puesto manos a la obra para tratar de identificar el máximo número de vehículos en base a las imágenes que aparecen en el vídeo.

Entre los coches clásicos abandonados había varios Citroën (8, GS, CX, CX Familiar y BX), un Chrysler Saratoga, un Dodge 3700 GT, un DKW F1000, dos Fiat (Uno y Tempra), tres Ford (Fiesta, Orion y Transit) y un raro Jowett Javelin.

Pero aquí no acaba la lista. También había tres Mercedes (W115, 190 y T2), un Morris 1100, tres Peugeot (309 y 405), tres Opel (Corsa, Senator y Kadett), trece Renault (R4, R4 F, R6, R7, R18, R11, R19, R21, R25 y Espace), dos Rover (SD1 y 800), ocho Seat (850, 132, 131, 133, Ibiza I, Toledo I e Ibiza I), tres Volkswagen (Santana, Golf y Vento) y un Volvo 480.

A falta de conocer el valor de la colección completa, que podría superar las seis cifras, este es un hallazgo realmente sorprendente dado el contexto y la rareza de este tipo de acontecimiento en España.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.