Skip to main content

Noticia

Motor

¡Lamentable! Usa las ayudas del coronavirus para comprarse un Lamborghini Urus

Lamborghini Urus

Probablemente Lee Price III imaginó que pisaría el acelerador de su nuevo Lamborghini Urus rumbo a un destino completamente diferente, pero la justicia de Estados Unidos le ha llevado hasta la cárcel. ¿La razón? Utilizó 1,6 millones de dólares procedentes de las arcas públicas para irse de fiesta y comprarse algún que otro capricho.

Prueba: Lamborghini Urus, el SUV más veloz del mundo

Los hechos han tenido lugar en Texas, EEUU. Tras su arresto, la denuncia ha desvelado que Lee Price III, de 29 años, gastó el dinero procedente de las ayudas para mitigar la crisis desatada por el coronavirus en artículos de lujo, bienes raíces y entretenimiento personal. El protagonista de esta historia está acusado de hacer declaraciones falsas a una institución financiera, fraude electrónico, fraude bancario y de participar en transacciones monetarias ilegales.

Un Lamborghini Urus, un Rolex…

¿Cómo consiguió esas subvenciones? A través de dos solicitudes fraudulentas que hizo en nombre de Price Enterprises Holdings y 713 Construction: la primera recibió más de 900.000 dólares y la segunda más de 700.000. En su petición afirmó que ambas empresas tenían numerosos empleados y, por lo tanto, unos gastos significativos de nóminas.

Sin embargo, según los cargos, ninguna de las dos compañías tiene los trabajadores que aseguraba ni pagaba los sueldos acordes con lo solicitado. Además, la persona que figuraba como CEO en 713 Construction falleció en abril de 2020… un mes antes de que se presentara la solicitud.

Lee Price III, supuestamente, usó los fondos de ambos préstamos para darse unos cuantos caprichos en forma de un Lamborghini Urus, de una Ford F-350, de un Rolex y de transacciones inmobiliarias. A esto hay que añadir que, siempre según la denuncia, gastó miles de euros en varios clubes nocturnos de Houston. 

Lamborghini Huracán

Un caso parecido en Miami

Lo cierto es que no es un caso aislado. Siete días antes, David Hines (29) fue arrestado en Florida por utilizar dinero que estaba destinado a ayudar a los afectados por la pandemia del Covid-19 para comprarse un Lamborghini Huracán, entre otros lujos. El acusado, residente en Miami, había recibido 3,9 millones de euros de un fondo federal diseñado para ayudar a las pequeñas empresas a pagar salarios y superar las vicisitudes consecuencia de la actual crisis.

Más:

Lujo

Y además