Noticia

La vuelta al mundo ecológica en 80 días

Redacción Auto Bild

09/03/2010 - 10:10

El sueño de Julio Verne se ha hecho realidad en muchas ocasiones y de diferentes maneras. Pero esta vez, la vuelta al mundo en 80 días tiene un sólo color, el verde. La carrera ecológica Zero Race atravesará 150 grandes ciudades con tres coches y una moto eléctricos. El reto es que estos vehículos deben recargarse con ayuda de las distintas energías renovables.

'La vuelta al mundo en 80 días con energías renovables y por un futuro verde'. Con este lema se lleva a cabo una peculiar carrera con vehículos eléctricos, la Zero Race. El organizador de este acontecimiento es Louis Palmer, el primero en conducir alrededor del mundo con un coche propulsado por energía solar, conocido como Solartaxi, en 2008. Por aquel entonces, el objetivo de Palmer era enviar un mensaje a todo el planeta: las energías renovables son fiables, asequibles y ecológicamente responsables.
 
El pasado 16 de agosto se dio el pistoletazo de salida a la Zero Race. El lugar escogido fue Ginebra (Suiza); de allí puso rumbo a Bruselas, Berlín, Viena, Moscú... En Shangai hace un alto para desplazarse en barco hasta Vancouver (los días empleados en este trayecto marítimo no cuentan). A partir de aquí, continúa a lo largo de la costa oeste de Norteamérica, para llegar a finales de noviembre a la ciudad mexicana de Cancún (donde coincidirá con la conferencia sobre el Cambio Climático organizada por Naciones Unidas). Esta carrera pasará por Portugal en diciembre y atravesará el suroeste de Europa. En enero llegará al punto de partida, Ginebra.
 
Estos vehículos verdes visitarán 150 grandes ciudades -entre las que se incluye Madrid- en 16 países y recorrerán un total de 30.000 kilómetros, durante 80 días.
 
Cero emisiones y energías alternativas
 
Cuatro equipos de cuatro nacionalidades diferentes - Australia, Alemania, Suiza y Corea- se han sumado a este reto. La electricidad que emplean para impulsarse está producida en su país de origen mediante diferentes energías renovables.
 
Es el caso de la formación coreana Powerplaza, que conduce el Yebbuyana, un coche cuya electricidad se adquiere a través de celdas solares. Es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 120 km/h y posee una autonomía de 250 kmAlemania se ha decantado por un scooter Vectrix. De momento, este modelo no tiene detalles en la página oficial de la carrera, pero sí se sabe que el sol ofrece su impulso. Por su parte, el suizo Zerotracer produce su electricidad mediante módulos solares de silicona. Recorre 300 km con una sola carga y puede llegar a los 250 km/h. Por último, los australianos han preferido utilizar la energía eólica para el Trev, con una velocidad punta de 120 km/h y 250 km de autonomía.
 
Pautas de la Zero Race
 
Al ser una carrera ecológica, uno de los requisitos fundamentales es que estos vehículos sean propulsados por un motor eléctrico, que les permita recorrer al menos 250 km con una carga. La velocidad media debe ser igual o superior a 80 km/h. Cada día tienen que completar, como máximo, 500 km, y pueden hacer una parada de cuatro horas para recargar. Han de ser capaces de llevar dos pasajeros.
 
Pero ganar esta competición no es nada fácil, ya que el jurado evalúa constantemente a los cuatro equipos. Los aspectos en los que se fija son fiabilidad, potencia y velocidad, eficiencia energética, popularidad, seguridad y diseño.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches