Skip to main content

Noticia

Kia Stonic, ¿qué versión comprar?

Kia Stonic 2017 exterior
Alex Morán

Analizamos su gama.

Por algún motivo se habla más del Hyundai Kona que del Kia Stonic, pero éste es tan buena opción como su primo en el cada vez más concurrido segmento de los SUV pequeños. De hecho es bastante probable que lo estés sopesando si buscas un vehículo de este tipo pero, entre toda la gama, ¿qué versión comprar?

VÍDEO: Así es el nuevo Kia Stonic

Primero tendremos que centrarnos en los aspectos comunes de todas las variantes del Kia. Su primer punto a favor es un diseño de lo más llamativo y acertado, que casa tanto con el segmento como con el público joven al que se quiere llegar. El frontal tiene mucha personalidad y aunque recurre a la socorrida solución del techo de contraste, lo hace con un formato que no es el habitual, dejando el pilar C en el color de la carrocería.

Se trata de un modelo compacto que mide 4.140 x 1.760 x 1.520 mm, con un interior que puede dar cabida a cinco personas, pero que es óptimo para cuatro pasajeros con equipaje, ya que el maletero cubica 332 litros.

Los acabados del Kia Stonic

La gama se estructura en tres niveles de acabado:

Concept: luz diurna LED, faros antiniebla, asistente de arranque en pendiente, aire acondicionado, control de velocidad con limitador, luces automáticas, elevalunas eléctrico, volante de piel, pantalla táctil de siete pulgadas, etc.

Drive: llantas de aleación de 17 pulgadas, cristales tintados, climatizador automático, sensor de lluvia, reposabrazos central delantero, GPS, sensor de aparcamiento trasero.

Tech: acceso y arranque sin llave, tapicería específica, pantalla LCD de 3,5 pulgada en el cuadro de instrumentos, aviso pre-colisión, alerta de cambio involuntario de carril y pedales de aluminio.

Los motores del Kia Stonic

En un principio la gama mecánica del SUV está algo limitada, con únicamente tres opciones entre las que elegir que, además, solo se comercializan con una caja de cambios manual de seis relaciones y con el sistema de tracción delantera.

El bloque de acceso es el gasolina 1.25 MPI de 84 CV y 122 Nm de par, por encima se encuentra el único diesel, el 1.6 CRDi de 110 CV y 260 Nm, y culmina como motor más potente el 1.0 T-GDI de 120 CV y 172 Nm de par.

El Kia Stonic que no tienes que comprar

Dado que los niveles de equipamiento son muy completos desde el de acceso, cualquiera tiene una dotación respetable pero, dado que pasar del acabado Concept al Drive solo supone un sobreprecio de unos 1.500 euros, descartaríamos el básico ya que el intermedio ya tiene elementos (sensor de aparcamiento, GPS) que interesa montar en el coche.

En cuanto a motores, el que se queda fuera de la ecuación es el pequeño, ya que el gasolina atmosférico de 84 CV se queda muy justo, tiene poca potencia, le haría falta montar un turbo para tener más brío y lo que sería su principal valedor, un consumo ajustado, es complicado conseguirlo si se quiere circulara buen ritmo.

El Kia Stonic que tienes que comprarte

Si tienes dinero suficiente, está claro que el acabado superior es la opción predilecta, pero ya desde el Drive es una buena opción. Combínalo con cualquiera de los dos motores que no hemos excluido, el gasolina de 120 CV o el diésel de 110, ya que ambos son muy capaces y mueven al Kia Stonic con alegría. Eso sí, ten en cuenta que el de gasóleo supone un coste añadido de unos 1.200 euros, cantidad que no es mucha si tienes pensado hacerle muchos kilómetros.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Imagen de perfil de Álex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.

Lecturas recomendadas