Skip to main content

Noticia

Jay Leno nos enseña sus coches favoritos

Jay Leno nos enseña sus coches favoritos

Jay Leno nos enseña sus coches favoritos. Entre tantos destaca un Ford Galaxie 500 y un Dodge Challenger Hemi de 1971. Igualmente enseña dos clásicos restaurados, un Buick Roadmaster y un Odsmobile Toronado.

Jay Leno es un auténtico loco de los coches. El famoso presentador cuenta con uno de los mejores garajes que podamos encontrar, con auténticas golosinas que a todos nos encantaría poseer. The Drive ha visitado el garaje de Leno y nos ha enseñado algunos de los mejores modelos que se ensconden en él, preguntándole al mismo Jay Leno cuáles son sus favoritos. Por supuesto, de entre los elegidos encontramos algunos de los mejores clásicos americanos.

Su lista comienza con el Dodge Coronet de 1966, un modelo mítico fabricado por la empresa Dodge. El propio Leno explica que este Coronet fue uno de los primeros intentos de la compañía en el segmento de los "muscle car", fabricando un coche poderoso y potente. Años después lanzaban el Dodge Challenger Hemi, del que posee una unidad producida en 1971. Este modelo es el padre del enérgico Dodge Challenger Hellcat que actualmente todos conocéis.

Igualmente, el conocido presentador es dueño de un Ford Galaxie 500 que cuenta con un motor de 7.0 litros. De este modelo Leno explica que guarda un recuerdo especial, pues su padre poseía una unidad del mismo americano. Otro que también guarda con orgullo es una unidad restaurada del Buick Roadmaster, un modelo que tras pasar por el taller se transformó en un auténtico mostruo. Cuenta con nada menos que 650 caballos de potencia y entre los accesorios destacados con los que cuenta encontramos una suspensión independiente heredada de un Chevrolet Crovette.

No te pierdas: 'Jay Leno nos muestra su nuevo proyecto'

Uno de los coches más exóticos que se esconden en este garaje es un Odsmobile Toronado. Al igual que el caso anterior, este modelo fue restaurado para ofrecer mejores condiciones. De entre las modificaciones que Jay Leno hizo en este modelo destaca la instalación de un nuevo chasis que cuenta con suspensión independiente y un motor de 7.0 litros de competición que con ayuda de sus dos turbos ofrece nada menos que 1.000 caballos de potencia.

Lecturas recomendadas