Skip to main content

Noticia

Motos

Indian Scout 100th Anniversary: ¡una moto centenaria!

moto vintage lujo altas prestaciones centenario aniversario

100 años combinando estilo y prestaciones.

Mucho ha cambiado el mundo desde que la Indian Scout naciera en 1920. Pero hay cosas que lo han hecho más bien poco, y la nueva Indian Scout 100th Anniversary celebra precisamente eso, la herencia, la pasión por pilar una moto, el buen gusto y el estilo. Será fabricada en una edición limitada a tan solo 750 unidades y a buen seguro habrá bofetadas por hacerse con esta moto tan especial. ¡Esto es lo que ofrece!

Alucina: desvelada por error la Indian Challenger

Y es que cuando mezclas un concepto clásico con tecnología moderna y toques vintage, el resultado solo puede ser positivo. La Indian Scout 100th Anniversary es una moto moderna con un diseño muy clásico y vintage que ya de por sí, enamora. Pero si a eso le sumas el esquema de color de la Indian Scout original y los detalles cromados propios de comienzos del Siglo XX, el cóctel es irresistible.

 

 

La Indian Scout 100th también cuenta con llantas de radios en acabado oscuro, un manillar específico, una parrilla portabultos y una configuración monoplaza, con el sillón tapizado en el mejor cuero. Te recuerdo que la Indian Scout de 2019 incorpora un motor 69 pulgadas cúbicas, lo que equivale a 1.133 centímetros cúbicos de descabezamiento, con 100 CV de potencia y una transmisión de seis velocidades.

Sin duda, es una moto de altas prestaciones, que ahora recibe detalles estéticos que conmemoran los 100 años de vida de la Indian Scout. Pero si esto todavía no te parece suficientemente especial, Indian también ofrece la Scout Bobber Twenty, con detalle extra donde destacan el manillar ape-hanger de 10 pulgadas y diferentes combinaciones de color y de cromados, para que el aspecto todavía sea más espectacular.

100 años no se cumplen todos los días y la Indian Scout 100th Anniversary es una celebración a la altura. Con la Indian Scout Bobber Twenty se pretende llegar al corazón de los amantes de las motos clásicas. ¡Vaya par de joyas!

Y además