Noticia

Identity Y2: un deportivo gallego de 500.000 euros

Luis Guisado

03/05/2011 - 16:14

El exterior del Identity Y2 se inspira en la forma de un tiburón, donde las tomas de aire laterales serían las branquias y los ojos los faros de xenón. Utiliza un motor V10 de 520 CV y estará fabricado en Carballo, La Coruña, de donde llegarán a salir 60 unidades en 2012.

En 2005 Identity saltó a la palestra con el prototipo i1 que incluso presentó en el Salón de Ginebra de 2006. Este biplaza fue diseñado Mazel, una conocida emprasa barcelonesa y su aspecto era de lo más atractivo. Sin embargo, eso no le protegió y acabó cayendo en saco roto. Ahora, esta empresa radicada en Carballo, La Coruña, vuelve a las andadas con su primer modelo: el Identity Y2.

Y esta vez parece que va en serio. Tanto, que han presentado un modelo preserie en el Salón Top Marques de Mónaco, donde han intentado captar clientes dispuestos a desembolsar 500.000 euros (sin impuestos) que cuesta el Identity Y2. Sin contar las opciones, claro.

Mecánicamente, el Identity Y2 lleva el motor V10 de Audi, aunque algo menos potente que el Audi R8 5.2 FSI V10, ya que pasa de 525 a 520 CV. También contará con un cambio automático secuencial del que no han querido decir nada y propulsión trasera. En cuanto a las medidas, son de coche grande: 4,97 metros de ancho, 1,95 de ancho y 1,30 de alto, mientas que su batalla es de 2.960 mm.

Su interior está catalogado como cuatro plazas y es que parece que apuesta por la comodidad de uso: anuncian una importante lista de opciones entre las que se encuentra un juego de maletas hecho a medida para el maletero de 350 litros. En el habitáculo, a los materiales como la piel de vacuno e incluso de ¡tiburón! (esto en las puertas) también se le une la fibra de carbono. La nota curiosa la pone la inscripción del cuentarrevoluciones en gallego: voltas x mil.

El exterior del Identity Y2 se inspira en la forma de un tiburón, donde las tomas de aire laterales serían las branquias y los ojos los faros de xenón. Su estructura es de aluminio y carbono, mientras que la carrocería es de este último material, que queda desnudo en algunas zonas. Así se explica que a pesar del enorme motor su peso se quede entre los 1.500 y 1.600 kilos.

Según la gente de Identity, las primeras unidades se entregarán en unos seis meses y su previsión es la de llegar a 60 unidades vendidas en 2012.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches