Skip to main content

Noticia

Motor

Honda HR-V, ¿mejor comprar ahora o esperar al nuevo?

Nuevo Honda HR-V 2021
Muchas novedades en el cambio de generación.

Por norma general, un cambio de generación de un modelo, aunque traiga novedades interesantes consigo, suele tener cierto aire continuista. Sin embargo, en ocasiones contadas, los cambios son tales que estamos ante dos modelos muy diferentes entre sí. El caso del Honda HR-V es uno de ellos, hasta el punto de que es normal tener serias dudas entre comprarlo ahora o esperar al nuevo. Intentemos despejarlas.

Una cara irreconocible

Honda ha transformado por completo su SUV, hasta el punto de que aún manteniendo una longitud idéntica de 4,33 metros, la reducción de la altura en 20 milímetros y el resto de decisiones de diseño tomadas hacen que el concepto del modelo haya cambiado de manera considerable.

Así, mientras el actual es un todocamino más convencional, el nuevo tiene una silueta marcadamente más cupé. Y no solo eso, el frontal más clásico, con una pieza oscura a modo de parrilla y dos voluminosos grupos ópticos, da paso a uno más estilizado, con unos faros mucho más afilados y una parrilla integrada en la carrocería en forma de lamas horizontales. Las protecciones inferiores son incluso más sutiles que antes y en la zaga luce los tan de moda pilotos unidos entre sí, que ocupan todo el ancho de la carrocería.

Un interior que se moderniza

Si ser un salto de gigante, viendo el habitáculo de ambas generaciones del Honda queda patente el paso del ambiente más analógico de la actual a uno algo más tecnológico en la que viene. El salpicadero está mucho más despejado, la zona de la palanca de cambios también es más “limpia” y el sistema multimedia cambia la pantalla integrada por una flotante de nueve pulgadas.

Revolución en la mecánica

Otro aspecto en el que los dos Honda HR-V están en las antípodas el uno del otro. El previo ya inició el proceso de eliminar el diésel de su oferta mecánica, pero ésta estaba formada solo por motores tradicionales, dos de gasolina de 130 y 182 CV. El nuevo simplifica la gama y solo se venderá con una opción de 131 CV. Aunque puede parecer que se queda algo corta de potencia para quienes busquen una mayor potencia, es híbrido (bloque 1.5 más dos eléctricos), lo que le otorga la evidente ventaja de disfrutar de la etiqueta ECO de la DGT.

Dos coches muy diferentes entre sí

Por todo lo anterior, queda claro en que son dos SUV que, aunque apelen a un público similar (por tamaño, posicionamiento en el mercado, etc.), tienen unos enfoques muy diferentes, tanto como para que el factor diferencial sea qué es lo que está buscando el comprador. Eso sí, hay que tener en cuenta el siempre importante punto de que la generación saliente debería recibir importantes promociones y descuentos en su recta final de vida, pero no teniendo en cuenta lo que propone cada una, no debería ser algo clave para decidirse.

Etiquetas:

SUV híbridos

Y además