Skip to main content

Noticia

Honda Civic Type R, la historia de un mito empezó así

Honda-Civic-Type-R-EK9

1997.

El Honda Civic Type R es uno de los ‘hot-hatch’ más radicales del mercado, un modelo que parece que lleva toda la vida con nosotros, pero lo cierto es que el compacto no siempre gozó de una variante deportiva de tal calado. Esta es comienzo de la historia del Honda Civic Type R.

VÍDEO: Prueba a fondo del Honda Civic Type R

La denominación Type R se aplicó antes a otros coches de la gama de Honda, concretamente nació en 1992 para dar forma a un Honda NSX todavía más brutal. Después pasaría por otros modelos de la familia antes de dar lugar en 1997, al primer Honda Civic Type R. Es fácil echar cuentas y es que el Honda Civic lleva en el mercado mucho más tiempo, por lo que durante sus primeras cinco generaciones no tuvo dicha versión.

Fue la sexta la que abrió un nuevo camino que, hasta día de hoy, ha sido sinónimo de éxito. El Civic de aquella época se caracterizaba por una estética mucho más discreta que la actual. Disponible como compacto de tres puertas (aunque también tenía versión sedán), presentaba un morro bajo, fina parrilla, grandes faros y una trasera más “culona”.

El Honda NSX original se enfrenta el Civic Type R

Su variante Type R tampoco la radicalizó demasiado: oscurecía los pilotos, incorporaba paragolpes específicos, lucía los logos de la versión, montaba un alerón trasero y calzaba llantas de color blanco. Dicho tono también adornaba la carrocería, aunque en la fase final de su producción se sumaron también el negro y el amarillo.

Su desarrollo se llevó a cabo  pensando en homologarlo para competir en la categoría N1 del campeonato japonés de turismo, algo para lo que era imperativo, además de mejorar su comportamiento, reducir el peso y aumentar su potencia pero reduciendo su cilindrada, ya que el límite estaba en 1.600 cc.

Por ello se optó por montarle un motor 1.6 que entrega 185 de potencia máxima, lo que le convirtió en el Civic más potente de su generación (la gama normal no llegó a pasar de 170 CV en ningún momento). De gestionar los caballos se encargaba una caja de cambios manual de cinco relaciones, muy precisa y que era idéntica a la que montaba el Integra Type-R, que también “donó” el propulsor.

Otros cambios que recibió fue el chasis soldado que mejoraba la rigidez del conjunto y el diferencial delantero de deslizamiento limitado.

Ligeros cambios para el Civic 2019 (y para el Type R)

El primer Honda Civic Type R estuvo en producción hasta el año 2000, ya que el curso siguiente fue reemplazado por la segunda generación.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas

Y además