Noticia

Coche eléctrico

Francia: 10.000 euros para la compra de un coche eléctrico

Francia: 10.000 euros para la compra de un coche eléctrico

Raúl Salinas

07/02/2015 - 10:30

Francia quiere eliminar los coches más contaminantes de sus calles y para ello, va a marcar una serie de medidas cuanto menos polémicas: aumentar los impuestos a los vehículos diésel y gasolina e incrementar las ayudas a la compra de coches eléctricos: ¡hasta 10.000 euros!

Francia tiene claro que quiere reducir las emisiones contaminantes de los vehículos diésel y gasolina, especialmente del primero. Es por ello, que a partir de abril aumentará los impuestos a este tipo de vehículos, además de la posible restricción de los diésel en el centro de Paris, y ofrecerá una ayuda de hasta 10.000 euros para la compra de vehículos eléctricos. Un apoyo extraordinario para popularizar este tipo de transporte ecológico en el país galo.

No te lo pierdas: Francia no quiere coches diésel en sus carreteras

Esta medida al parecer estará destinada para los que cambien su viejo coche diésel por uno eléctrico, algo parecido al Plan PIVE pero más restrictivo y, a la vez, más generoso. La ministra de la energía Ségolène Royal afirmó: "Debemos eliminar los viejos coches diesel que no tienen filtros" también aseguró que las medidas contra este tipo de vehículos serán cada vez más duras.
Por supuesto los fabricantes están encantados con la medida. Renault ya ha afirmado que da la bienvenida a medidas de este tipo y un portavoz de la marca francesa ha afirmado que "estas medidas pueden ayudar a popularizar el vehículo eléctrico en Francia."

Y es que si hacemos números, la cosa se pone interesante. El pasado año, el coche eléctrico más vendido en Francia fue el Renault Zoe con 5.970 unidades. Este vehículo estaba a la venta por 22.400 euros, un precio semejante al de un Renault Mégane diésel bien equipado. Con esta medida su precio se sitúa en 12.400 euros, menos incluso que un Renault Twingo de 90 CV.

En cuanto al aumento de las tasas a los vehículos diésel, las marcas ya no están tan contentas. La ministra Royal ya anunció el pasado diciembre el impuesto de dos céntimos por litro llamado TICPE sobre el diésel. Con esto pretende igualar de una manera impositiva el precio de la gasolina y el diésel. Pero los dos principales fabricantes franceses, el grupo PSA y Renault, ya han dejado claro que no les convence esta medida.
Peugeot, Citroën y Renault han afirmado que los vehículos diésel son más eficientes que los de gasolina, ya que pueden recorrer más distancia con un mismo nivel de combustible. Además, con los filtros actuales no son mucho más contaminantes. Pero las autoridades lo tienen claro. Anne Hidalgo ya anunció que pretende prohibir los coches diésel de París en el año 2020.

Veremos como sigue evolucionando la guerra de Francia contra el diésel y si finalmente el gobierno español toma el mismo camino. Madrid ya planea cerrar el tráfico al centro y esto puede ser solo el comienzo. Lo que está claro es que en los próximos años vamos a ver muchos más coches eléctricos en nuestro país vecino. ¿Qué os parecen estas medidas?

Lecturas recomendadas

Buscador de coches

Más de E-mobility de Volkswagen