Noticia

Ford Performance ya ofrece el V8 5.2 del Shelby GT350

Ignacio de Haro

02/12/2015 - 14:26

¿Te gusta el Shelby GT350? Pues ya puedes comprar su motor V8 de 5.2 litros. Ford Performance Parts acaba de añadir a su amplio catálogo de accesorios todos los componentes necesarios para que construyas un propulsor prácticamente idéntico al del Mustang más radical del momento, un bloque que a pesar de su gran cilindrada es capaz de superar con facilidad las 8.000 revoluciones por minuto.

No te pierdas: Shelby GT350 Mustang, ¿estará a la altura de los mejores?

Si estás enamorado del espectacular Shelby GT350 y todavía no has conseguido ahorrar lo suficiente como para poder hacerte con uno, debes saber que quizá ya te llega para comprar su motor V8 con más de 500 CV de potencia, que es la verdadera estrella del coche. Ford Performance Parts ya ofrece el V8 5.2 del Shelby GT350. La división de accesorios de la firma del óvalo azul acaba de añadir a su amplio catálogo todos los componentes necesarios para que construyas un propulsor prácticamente idéntico al del Mustang más radical del momento, salvo por un pequeño pero importante detalle.

¿Qué componente es el que Ford Performance Parts ha decidido no ofrecer? Pues precisamente uno de los elementos que hacen que el motor V8 del Shelby GT350 Mustang, al igual que el de su hermano más radical, el Shelby GT350R Mustang, sea tan especial y deseable. Nos referimos a su cigüeñal plano, un componente que gracias a su gran ligereza permite que el propulsor ofrezca una respuesta instantánea a las órdenes transmitidas a través del pedal del acelerador y que además, hace que el conjunto produzca este sonido tan especial. Este tipo de cigüeñales los podemos encontrar en coches de competición o en vehículos de marcas como Ferrari.

De esta forma, a través de Ford Performance Parts, podrás comprar el bloque del motor -de aluminio y con 5.2 litros en lugar del 5.0 que usa el Ford Mustang V8 convencional- y la culata, pero no podrás adquirir dicho cigüeñal oficialmente. Eso sí, ese bloque acepta sin problemas el cigüeñal forjado de diseño convencional que equipaba el Mustang Boss 302 de la generación anterior, uno de los cinco mejores 'muscle cars' de todos los tiempos. De esta forma y según la marca estadounidense, es ideal para aquellos que deseen desarrollar un motor con una potencia muy superior a la que entrega en los vehículos de producción.

Fuente: CarBuzz, SVTPerformance.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches