Noticia

Fiat 500, ¿qué versión merece la pena comprar?

Fiat 500
Alex Morán

Intentemos elegir la mejor opción.

El proceso de compra de un coche es, si se quiere hacer bien, bastante largo y complejo, en la medida en que hay que comparar modelos, equipamientos, precios, ir a buscar ofertas, contraofertas… Pero cuando te decides por uno en concreto la cosa no ha cavado, puesto que hay que decidirse por una de las múltiples variantes que componen su gama. Hoy vamos a desgranar el Fiat 500, ¿qué versión merece la pena comprar?

VÍDEO: Así pasó el Fiat 500 los test EuroNCAP

Como petrolheads que somos recomendamos encarecidamente, si se quieren las mejores sensaciones de conducción, alguno de los Abarth 500. Pero, como se trata de otro nivel, nos limitaremos a las opciones de la gama básica.

La gama Fiat 500

Lo primero es elegir entre el 500 normal o el 500C, algo que debería ser fácil dado que optar por el cupé o el descapotable es una cuestión de gusto. De todas maneras, para los que tengan dudas quizá el aspecto económico les ayude a decidirse, ya que el 500C tiene un sobreprecio de 3.000 euros en versiones equivalentes.

Tomaremos el Fiat 500 base como centro del estudio. Actualmente se comercializa con cinco versiones diferentes: Pop, Lounge, S, Mirror y Collezione. Salvo la primera, la de acceso y más “pelada”, por la que la marca pide 13.600 euros, el resto se encuentra en una horquilla de precios que arranca en algo más de 15.000 euros y no llega a alcanzar los 16.000.

También hay que tener en cuenta su oferta mecánica, compuesta por cinco motores. Ninguno de ellos es excesivamente potente (para eso está el Abarth), pero todos bastan en mayor o menor medida para mover al pequeño urbanita. Solo hay un diésel, el 1.3 Multijet de 95 CV, que además es el más caro. Se sitúa por debajo el 1.2 69 CV Bifuel GLP y completan la gama tres variantes de gasolina: 1.2 69 CV, 0.9 Turbo TwinAir 85 CV y 0.9 Turbo TwinAir 105 CV. También es importante el hecho de que no todos los bloques son compatibles con todos los acabados.

Hora de decidir

Lo primero que descartaríamos son las opciones más asequibles del Fiat, el acabado Pop se queda corto, es estéticamente pero que el resto y solo puede combinarse con el motor de 69 CV. Merece la pena dar el salto a los niveles superiores. También sacaríamos de la ecuación los Mirror y Collezione ya que aunque su dotación de serie es más completa, de nuevo solo se ofrecen con el mencionado propulsor de gasolina.

Probamos el Fiat 500 0.9 TwinAir 105 CV

Lounge y S serían las opciones predilectas, puesto que permiten elegir entre cuatro bloques cada uno (GLP exclusivo del primero y gasolina de 85 CV el segundo) y tienen un equipamiento abstante completo: llantas de aleación de 16 pulgadas, volante de piel, elevalunas eléctricos, toma de 12V, volante de piel, sensor de presión en los neumáticos…

De hecho, dada la presencia de la opción bifuel con GLP, el Fiat 500 Lounge sería la mejor decisión si se busca un coste por kilómetro más reducido. Cuesta desde 16.825 euros, aunque para los que requieran un extra de potencia el TwinAir turbo de 105 CV parte de los 17.325 euros. También podría ser válida esta mecánica con el acabado S ligeramente más deportivo por 300 euros más.

Todo sobre el Fiat 500

Imagen de perfil de Álex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.