Noticia

Tecnología

La app que aparca por ti en el aeropuerto

Lara Zazo Guijarro

22/07/2015 - 13:21

Llollo, la app que evita al usuario tener que aparcar, llega en agosto al aeropuerto de Barajas. Para usarla, solo tienes que solicitar desde tu smartphone un ‘valet’ o agente que acudirá a la terminal del aeropuerto para recoger el coche y estacionarlo en un aparcamiento vigilado de larga estancia. A tu regreso, otro agente te devolverá tu vehículo.

Llollo, la app que aparca por ti en el aeropuerto de Barajas estará operativa desde el próximo mes de agosto. Actualmente, el servicio que presta esta aplicación ya está disponible en la estación de Atocha y en el barrio de Salamanca.

Esta aplicación española, cuyo objetivo es evitar al usuario el estrés que supone tener que aparcar cuando va a viajar, entrará en servicio en las terminales 1, 2 y 4 del aeropuerto de Barajas el próximo mes de agosto. Llollo permite solicitar a través del móvil, y sin reservas previas, un valet o agente que le estará esperando en la terminal desde la que salga su vuelo, le aparcará el vehículo en un parking vigilado de larga estancia y se lo entregará a su regreso.

No te pierdas: La app que te informa de tus errores al conducir

La aplicación, que se estrenó en junio en el barrio de Salamanca y ya funciona también en la estación de Atocha, está disponible de forma gratuita para los sistemas operativos IOS y Android. Durante el mes de agosto, y como promoción de lanzamiento, el coste del servicio es de 9,99 euros al día para nuevos usuarios. Asimismo, existe una tarifa plana de verano de 89 euros para cualquier usuario que permite tener aparcado el vehículo hasta 20 días. La tarifa habitual de Llollo en el aeropuerto es de 15,50 euros/ día, mientras que el coste diario en la estación de Atocha es de 17,50 euros. En el barrio de Salamanca, su coste por hora es de 5,50 euros con un máximo de 15 euros/día.

¿Cómo funciona Llollo?

El funcionamiento de esta app para aparcar en el aeropuerto de Barajas se realiza a través del teléfono móvil: mediante la app, el viajero puede realizar su solicitud al salir hacia el aeropuerto o la estación de tren, de forma que el agente, vestido con el color corporativo de la aplicación, le estará esperando a su llegada a la terminal. Al realizar la petición, el usuario recibirá en su móvil la fotografía y nombre del valet que le recogerá el vehículo, junto con un código de seguridad que deberá coincidir con el que le muestre el agente. El valet estacionará el vehículo en un aparcamiento de larga estancia, privado y vigilado. Al regresar de su viaje, el usuario podrá solicitar nuevamente, mediante la app, que le entreguen el vehículo, y un valet le aguardará en la correspondiente terminal con su coche preparado, e incluso lavado y con el depósito lleno si así lo solicita.

Llollo cuenta con un seguro a todo riesgo (con una cobertura de hasta 1 millón de euros) desde la recogida del vehículo hasta su devolución para hacer frente a cualquier posible incidencia, y dispone de un teléfono de atención al cliente durante las horas en las que está vigente el servicio. Según apunta la compañía, “los valets son sometidos a numerosos controles y han de superar una semana de formación y una exhaustiva prueba de conducción para garantizar su idoneidad”. Con el objetivo de controlar y mejorar la calidad del servicio, la app permite al usuario evaluar al agente, puntuando cómo ha sido el servicio de entrega y recogida del coche.

Lecturas recomendadas

Lara Zazo Guijarro

Colaboradora

Colaboradora de Estilo de Vida y Tecnología en Autobild.es

Buscador de coches