Skip to main content

Noticia

Motor

Un estudio señala que las flotas de VTC podrían aumentar la contaminación

VTC
Puntos a tener en cuenta.

Desde su llegada, se ha argumentado que el coche compartido era una opción más inteligente que tener coche propio (por el tiempo que esta parado, ahorro de costes, etc.), además, se podría pensar que las flotas de VTC, además, tendrían un impacto ecológico inferior al de automóviles más antiguos, pero un nuevo estudio demuestra que quizá no sea así.

Ha sido llevado a cabo por la Carnegie Mellon University, que ha realizado una simulación de lo que supondría reemplazar los vehículos privados por flotas en seis ciudades estadounidenses.

La primera conclusión fue positiva: dado que por norma general son coches más nuevos, emiten menos gases al arrancar tras llevar un tiempo parados, lo que supondría una reducción de entre el 50 y el 60% de las emisiones contaminantes.

Por qué Uber genera más contaminación que el coche privado

Sin embargo, dado el tiempo que están circulando sin un usuario dentro, esos kilómetros extra implican el uso de un 20% más de combustible, así como de la generación de gases.

Y las malas noticias no se quedan ahí: los costes asociados a los atascos de tráfico, ruidos y accidentes aumentan un 60% en las flotas de VTC respecto a los coches privados; porcentaje que es todavía mayor si se comparan con los del uso del transporte público.

Y es que este último es uno de los grandes damnificados actualmente, algo que se debe sobre todo a la pandemia del coronavirus. Por el miedo a compartir espacios cerrados con otros usuarios, son muchos usuarios (aquellos que pueden permitírselo económicamente) los que reemplazan los desplazamientos puntuales en bus o en metro por trayectos en Uber o Cabify, generando emisiones adicionales donde antes no las habría en tanta medida.

Fuente: Autonews

Etiquetas:

VTC

Y además