Skip to main content

Noticia

Encuentran partículas contaminantes en la placenta de mujeres embarazadas

Mañana sábado se desactiva el Protocolo por alta contaminación

Alerta por el descubrimiento de un estudio que confirma que la contaminación también es peligrosa para los bebés que aún no han nacido.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Hasselt, en Bélgica, encabezados por el profesor Tim Nawrot han descubierto miles de partículas minúsculas de carbono en la placenta de varias mujeres embarazadas. Esto indica que los bebés dentro del útero están directamente expuestos al carbono negro que producen los vehículos en circulación cuando queman el combustible.

Nawrot asegura que el daño al feto puede tener "consecuencias perdurables" ya que en esta etapa tan temprana "todos los órganos están en desarrollo". Según su informe, la exposición prolongada del feto a la contaminación atmosférica puede dar lugar a abortos espontáneos, nacimientos prematuros y bebés de bajo peso al nacer.

Tubo de escape coche

El informe (que puedes consultar completo en este enlace) ha analizado 25 placentas de mujeres no fumadoras de la localidad belga de Hasselt. En esta ciudad, los niveles de polución son de los más bajos de Europa, de hecho están por debajo de los mínimos que fija la Unión europea, pero por encima de los que aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con todo y con eso, los análisis realizados con láser confirman la presencia de partículas de carbono en la placenta de las 25 mujeres, lo que concluye que la contaminación afecta al feto.

Las conclusiones del informe aseguran que en todas las mujeres se han encontrado nanopartículas en el lado que conecta la placenta y el feto. El número de nanopartículas halladas es mayor cuando mayor es la exposición:

  • las placentas de las madres que viven cerca de carreteras principales tienen una media de 20.000 nanopartículas por milímetro cúbico de tejido
  • las madres que viven más lejos del tráfico reducen la media de nanopartículas a 10.000.

De dónde vienen las partículas

Las partículas de carbono negro encontradas junto a los fetos provienen de una variedad de fuentes: de los coches sí, pero también de plantas de energía, estufas de carbón en los hogares, lámparas de queroseno y quema de tierras agrícolas para la agricultura.

 

Y además