Skip to main content

Noticia

Se estrella con su Porsche a 300 km/h... ¡Y sobrevive!

Accidente a 300 km/h

Un Porsche 911 Carrera 4 GTS se estrelló ayer en Alemania cuando circulaba a unos 300 km/h, según han informado al diario Bild fuentes policiales. El ocupante, por el momento, está en el hospital con heridas muy graves. El joven conductor circulaba con su deportivo entre las localidades de Weimar y Mellingen, en dirección a Dresden. Según la Policía local, circulaba demasiado rápido ya que la autovía estaba húmeda y resbaladiza. Así, se salió en una curva, atravesó el guardarraíl, voló unos 50 metros y aterrizó poco más allá, en un camino forestal. Las piezas del coche siniestrado quedaron repartidas en un radio de más de 250 metros. Curiosamente, el conductor de 23 años aún pudo decir al personal de la ambulancia que venía del circuito de Nürburgring.

Así es el modelo accidentado:

Tener un Porsche 911 Carrera 4 GTS en un país como Alemania, con tramos de autovía sin límite de velocidad, no implica necesariamente que uno sea buen piloto. El joven de la noticia demostró no tener sentido de la medida y ser un pésimo conductor, porque las condiciones del asfalto no eran idóneas para tamaña velocidad.

La mejor opción para exprimir un Porsche 911 Carrera 4 GTS con todas las garantías (y disfrutarlo de verdad), sin poner en riesgo tu vida ni la de los demás, es dentro de un circuito. Y con este coche, merece mucho la pena. Para empezar, puedes elegir entre un total de cinco variantes: 911 Carrera GTS con tracción trasera, 911 Carrera 4 GTS con tracción total (tanto Coupé como Cabriolet) y 911 Targa 4 GTS. Bajo el capó de todos ellos respira un bloque de seis cilindros bóxer que añade dos turbos para ganar 30 CV y llegar a la cifra de los 450 CV, aunque lo más sorprendente son los 550 Nm de par que logra desde las 2.150 rpm. En todos ellos puedes elegir entre el cambio manual de siete velocidades o la extraordinaria (muy recomendable) caja automática PDK de doble embrague.  

En cuanto a chasis, los ingenieros han dispuesto de vías más anchas para que el nuevo 911 GTS pise mejor y con más aplomo. Si a eso le añadimos toda la electrónica que es capaz de albergar en sus tripas (el paquete Sport Chrono viene de serie), la respuesta al acelerador y el paso por curva son realmente geniales. Pero siempre que se cumplan las condiciones necesarias, y uno tenga claro que subir el velocímetro a 300 km/h en carretera abierta, por lo general y aunque sea en Alemania, es una imprudencia. 

 

Lecturas recomendadas