Skip to main content

Noticia

Motor

Estos son los peligros del calor excesivo para el conductor

Estos son los peligros del calor excesivo para el conductor

Cuanta más temperatura hace en el habitáculo de un coche, peor funcionan los reflejos y los ojos, así que los peligros del calor excesivo para el conductor son perceptibles en primera persona y a través de las estadísticas de siniestros. 

Estas dicen que el calor incrementa el riesgo de accidente en un 22%, pero no solo eso, también las averías como el fallo de la batería pueden darse más ahora. Los motores ya no se calientan como antes, pero siguen apareciendo más problemas por el esfuerzo del sistema de refrigeración.

Vídeo 10 consejos útiles para viajar en vacaciones

También el aire acondicionado se avería más en verano, cuando empiezas a requerirle más esfuerzo, y es muy importante que funcione a la perfección ahora. La DGT lo señala en tweet con una ilustración de la Fundación Mapfre y numerosos otros estudios muestran que la temperatura óptima para el interior de un coche está entre 22 y 24 ºC. 

Si el sistema del aire acondicionado no es muy potente o tiene ya unos años (hay que revisarlo cada 2 y cambiar los filtros cada 15.000 km) lo mejor es ponerlo a 21,5 ºC. Tras un rato conduciendo, algunos olvidan el calor que hace fuera, así que es recomendable subir la temperatura antes de bajar del coche, o abrir las ventanillas. 

Te interesa Cómo evitar el golpe de calor al viajar en el coche

También hay quienes tienen un descuido mucho mayor, pues cada años se producen casos de pequeños olvidados en el interior de coches, que sufren un golpe de calor en verano. Los niños van con la cabeza cerca del techo donde hace más calor (hasta 67º). 

En dos horas aparcado al sol, el interior de un coche está un 88% más caliente que el exterior. Hay un fabricante de sillitas que ha desarrollado una pinza que alerta al padre o madre del descuido de salir del vehículo sin su pequeño. 

peligros calor coche
Todo conductor debe saber que en verano va a los mandos de un horno con ruedas en potencia

También cuando conduces con mucho calor, debes estar atento a los reflejos en la carretera y llevar una gafas de sol adecuadas,  que también te protegerán de la temperatura del salpicadero, que puede alcanzar los 70º, un calor que reseca los ojos. La mejor solución a todo esto es, además del climatizador, hidratarse lo mejor posible. Cuando viajes en verano, intenta beber una buena cantidad de líquidos, agua y tampoco están de más los refrescos en esta época.


 

Y además