Skip to main content

Noticia

Competición

Entrevista a Alejandro Agag: “Las grandes marcas ya están en la Fórmula E, solo falta Ferrari”

Alejandro Agag

Las carreras de coches eléctricos de la Fórmula E ya se han establecido dentro del panorama automovilístico internacional. El crecimiento de esta categoría - nacida en 2014 - es imparable y ya se ha convertido en la envidia de otros certámenes de primer nivel, entre ellos la Fórmula 1. En solo cinco años de vida ha conseguido atraer a los grandes fabricantes de automóviles, patrocinadores, socios, inversores y también a aficionados. Hablamos con el artífice de este gran éxito.

Alejandro Agag es el alma mater de uno de los campeonatos más revolucionarios de la historia reciente del mundo del motor y, sin duda, el más importante que ha nacido en nuestros tiempos: la Fórmula E. El certamen de monoplazas eléctricos afronta su sexta temporada en un momento envidiable para otras categorías, con beneficios económicos, nuevos socios y cada vez más seguidores. Como el propio Alejandro nos dice en esta entrevista, “solo nos falta Ferrari”, porque las grandes marcas de la industria del automóvil ya han apostado por la Fórmula E

VÍDEO: "No lamentes ser el novato", así afronta Porsche su debut en la Fórmula E

Desde su despacho, horas antes de coger el vuelo que le llevará hasta Arabia Saudí para el inicio de la sexta temporada de la Fórmula E, Alejandro Agag atiende vía telefónica a AUTO BILD España. Son momentos ajetreados para este empresario con décadas de experiencia en los negocios dentro del mundo del motor. Una vez que la Fórmula E se ha establecido como uno de los grandes campeonatos y reporta beneficios, ha decidido crear Extreme E, un nuevo certamen de vehículos eléctricos que competirá en lugares dañados por el cambio climático, con el objetivo de tener un efecto reparador.

Buen amigo de Bernie Ecclestone y Flavio Briatore, así como una de las figuras más reconocidas del paddock de la F1, Agag conoce todo lo relativo a los negocios en el mundo del motor. Antes de crear la Fórmula E, fue clave en la llegada de importantes patrocinadores a la Fórmula 1 y en la gestión de sus derechos televisivos en la época en la que Fernando Alonso aterrizaba en la categoría reina. Agag también dirigió un equipo en la GP2 y GP3 (ahora Fórmula 2 y Fórmula 3), Barwa Addax, con el que llegó a ser campeón de la GP2 en 2011 y a emplear a pilotos de la talla de Sergio Pérez o Romain Grosjean. En 2013 vendió el equipo a Adrián Campos para centrarse en su nueva pasión.

Agag con Petrov y Grosjean

Cuenta la leyenda que la idea de montar la Fórmula E nació en 2011 durante una cena en París junto a Jean Todt, Presidente de la FIA, y a Antonio Tajani, que ejercía como comisario de Industria y Emprendimiento del Parlamento Europeo, donde Agag había cumplido la función de Eurodiputado. Allí se habló de formar un campeonato de coches eléctricos, que quedó plasmada en una servilleta de papel… Tras la reunión, Agag comenzó a trabajar sin descanso para dar forma al primer campeonato de carreras con con coches eléctricos y, sobre todo, para encontrar la imprescindible financiación.

A pesar del riesgo que suponía poner en marcha un nuevo campeonato, que además se vería como competencia de la Fórmula 1, sin ruido y con coches más lentos que los de la F1, y aunque personalidades como Ecclestone le criticaran… Agag confió en sus ideas, en lo que había aprendido durante muchos años de personas como el propio magnate británico, y en 2014 puso en marcha la Fórmula E. El tiempo ha demostrado que hizo bien, como él mismo nos detalla en esta entrevista.

Presentación del primer Fórmula E

Pregunta: Hace solo unos días anunciaba que una de las pruebas de su nuevo campeonato, Extreme E, se disputará en el Himalaya y en breve comienza la temporada de Fórmula E en Arabia Saudí… ¿está viviendo los momentos más intensos de su vida profesional?

Respuesta: La verdad es que no paro, entre la Fórmula E y Extreme E. Últimamente me he centrado mucho más en Extreme E, porque hemos estado realizando la exploración en los escenarios que acogerán las carreras. En los tres últimos meses he viajado mucho: Groenlandia, el Amazonas, el Himalaya, Arabia Saudí… Estas van a ser cuatro de las cinco localizaciones de las carreras, y la quinta la anunciaremos en breve. Básicamente puedo decir que paso parte de mi vida en un avión… aunque espero que poco a poco bajemos el ritmo de viajes. La primera carrera de Extreme E se celebrará en quince meses, y eso se echa encima muy rápido… 

Hace muy pocos meses se ha anunciado que la Fórmula E tendrá un nuevo CEO, Jamie Reigle, y usted pasará a ocupar el cargo de Presidente, ¿cómo afecta en su día a día?

Efectivamente, mi rol ha cambiado: soy Chairman de la Fórmula E. También presido las reuniones del Consejo de Administración y hago mucha labor de representación y relación con los patrocinadores. He cedido muchas funciones al nuevo CEO. Yo ocupo ese puesto en Extreme E, porque estoy mucho más cerca del día a día y también tengo muchas reuniones diarias con el equipo.

Carrera de Fórmula E en Mónaco

La temporada 2019/2020 es la sexta de la historia de la Fórmula E. El campeonato se ha consolidado como uno de los más importantes del mundo del motor y también como laboratorio tecnológico de las marcas. La mejor prueba de ello es que los principales fabricantes del mundo han apostado por este certamen para desarrollar la tecnología de sus vehículos del futuro, que además serán eléctricos: Audi, BMW, DS, Mahindra, Nissan, Jaguar, Mercedes y Porsche ya forman parte del certamen. También hay otras marcas más pequeñas y equipos independientes, como: Venturi, Virgin Racing, NIO o Dragon.
 

¿Cómo se plantea el inicio de esta temporada de Fórmula E? Llegan los grandes esperados, Mercedes y Porsche

La sexta temporada representa el momento álgido de la Fórmula E con la incorporación de Mercedes y Porsche, que son dos constructores históricos en el mundo de las carreras. Llegamos a un punto en el que la competición tiene a todas las grandes marcas del automovilismo deportivo, a falta solo de Ferrari. Nunca había habido tantos constructores juntos en un campeonato, y eso da un nivel a la Fórmula E que no tiene ningún otro certamen en el mundo. Esto sucede gracias a la competencia tecnológica que hay. Creo que va a ser una temporada espectacular para los aficionados de todo el mundo y también para los propios competidores: La Fórmula E va a estar más reñida que ningún otro campeonato.

Creo que no me equivoco si digo que la magia de la Fórmula E reside en poder ver a equipos cliente o a equipos con menor presupuesto luchando con marcas de talla mundial … ¿va a seguir siendo posible esto con la llegada de Porsche y Mercedes sin que los presupuestos se disparen?

Esa es la parte fundamental de la Fórmula E: que todos los equipos tengan posibilidad de ganar, sean equipos pequeños o marcas de talla mundial. La lucha igualada debe mantenerse por la regla que pusimos en marcha al principio. Y es que los equipos pequeños deben comprar la tecnología a los fabricantes a un precio limitado que está preestablecido. Eso permite ser un equipo independiente y, por ejemplo, si Mercedes tiene el mejor motor, puedes pedirlo y, al mismo tiempo, Mercedes está obligado a suministrarlo por un precio máximo por temporada. 

Mercedes Fórmula E
Mercedes también se une a la Fórmula E este año

Para hacernos una idea, ¿cuánto le cuesta a un equipo una temporada de Fórmula E?

La cifra debe estar en torno a los 15 millones de euros, aunque hay equipos que llegan a gastar entre 20 y 25, que para mí es demasiado alto. Creo que debería estar entre los 10 y los 15 millones. Es un coste significativo, no tan alto como el que puede tener un equipo de Fórmula 1, pero sí un coste que empieza a ser alto y que hay que vigilar precisamente para mantener la igualdad entre todos los participantes.

Los ingresos de la Fórmula E superaron en la temporada 2018/2019 los 200 millones de dólares. La audiencia en televisión fue de 411 millones de personas y a los circuitos acudieron más de 400.000 aficionados

¿Ha superado la Fórmula E y su crecimiento sus expectativas?

Las ha superado con creces, sin duda alguna. No sabíamos cómo iba a funcionar la Fórmula E al cabo de uno o dos años. Sabíamos que había riesgo de que empezáramos y que en dos o tres años se desinflara. Ha sucedido todo lo contrario: llegamos al sexto año más fuerte que nunca, habiendo experimentado un crecimiento espectacular, con un rendimiento económico muy positivo, con beneficios… No solo ha superado mis expectativas; también ha superado las de todo el mundo que nos han seguido desde fuera.

Fórmula E Nueva York

No solo a nivel de fabricantes es un éxito la Fórmula E. Compañías de la talla de la eléctrica ABB, TAG Heuer, Julius Bär Michelin, Hugo BOSS, Allianz, Bosch, Heineken y muchas más, también se han involucrado en la Fórmula E.

En una ocasión leí que prácticamente cada semana tenía que cambiar su uniforme porque llegaba un nuevo patrocinador… ¿por qué la Fórmula E interesa tanto a las marcas? ¿Qué les ofrece que haga más rentable su inversión que la Fórmula 1, por ejemplo?

La Fórmula E permite a las marcas asociarse con ciertos valores como la sostenibilidad. Todo el mundo se está dando cuenta de que el cambio climático es una realidad y un problema. La polución en las ciudades es un peligro para la salud y, por tanto, las ciudades tienen que cambiar. El coche eléctrico es una de las herramientas para conseguirlo. A través de la Fórmula E las compañías se asocian con valores que representan un cambio positivo para el planeta. Hoy en día no basta con tener un gran número de espectadores, aficionados o una mayor visibilidad: Hay que contar una historia.

El año pasado la Fórmula E batió récord de audiencia en televisión, redes sociales y público… ¿cuál es la clave del éxito?

Creo que una de las más importante es que toda la acción se desarrolla en el centro de las ciudades. Eso lleva el show al público y le acerca la competición. Y no solo en los circuitos, en la televisión también se aprecia que el escenario es espectacular. Los pilotos van muy cerca del muro, asumiendo riesgos, y las carreras están muy disputadas: cualquiera puede ganar hasta el último momento. El año pasado ganaron ocho pilotos distintos durante la temporada. Otra de las claves es que el proyecto se va consolidando. La Fórmula E va sonando cada vez más a la gente. Al principio eso no era así, pero poco a poco va cambiando y cada vez hay más personas que al menos han visto una, dos o tres carreras...

Carrera de Fórmula E

El formato de competición en la Fórmula E es muy distinto al de cualquier otro campeonato de velocidad. Para empezar, las carreras se disputan en el centro de importantes ciudades, como Paris, Berlín, Londres, Yakarta, Seúl, Nueva York… Los coches (100% eléctricos) solo pueden usar el máximo de su potencia (335 CV) en clasificación y en carrera hay un tope (268 CV), para que puedan completar la distancia sin problemas. Sistemas como el Fanboost (votos a los pilotos a través de redes sociales) dan un impulso de potencia a los competidores más populares. En carrera, el piloto debe gestionar la energía que hay en sus baterías en todo momento para no quedarse parado en pista. Todos los coches son iguales, lo único que les diferencia es el motor que llevan en su interior: las diferencias entre equipos, por tanto, son mínimas.

Si salgo a la calle y pregunto ahora por la Fórmula E, probablemente haya pocas personas que sepan de lo que hablo… ¿qué se necesita para que eso cambie? 

Creo que se necesita tiempo. Si salías en 1955 (cinco años después de la fundación de la F1) a la calle a preguntar qué era la Fórmula 1, poca gente sabría qué contestar. En aquella época, además, había menor oportunidad de promoción. Es un proceso largo. Otro de los campeonatos en los que nos fijamos es en el campeonato de lucha americano, que estuvo 25 años sin lograr grandes audiencias. Hay que ir construyendo poco a poco, dando forma a tus propios personajes, estrellas… Estamos en ello.

Alejandro Agag y Jean-Éric Vergne
Alejandro Agag y Jean-Éric Vergne, bicampeón de la Fórmula E

Le han hecho la pregunta mil veces, pero yo prefiero formularla de forma distinta: ¿a dónde se llevaría la Fórmula 1 en España?

Creo que hay muchas ciudades que serían un marco ideal para una carrera de Fórmula E, empezando por Madrid, en el Paseo de la Castellana; Barcelona, Sevilla, Málaga… Pero ya tenemos un cupo de carreras en Europa importante, con ePrix en Paris, Londres, Berlín, Roma, Mónaco… Preferimos centrarnos más en crecer en Asia y en Estados Unidos. A corto plazo no veo opción de que haya una carrera en España.

¿Ha habido algún acercamiento ‘oficial’ para una carrera en España en estos seis años?

Ha habido alguna conversación preliminar, pero ninguna seria. 

Actualmente hay 14 carreras en el calendario, ¿cabe la posibilidad de que se amplíe? En la Fórmula 1 ya van por 22…

No soy partidario de que haya muchas. Quizás 15 como mucho. Creo que una temporada con 15 carreras cubre el planeta bien. Llegar a 22 o 23 como la Fórmula 1 provoca una carga de trabajo y viajes excesiva.

Porsche Fórmula E
El Porsche de Fórmula E durante los entrenamientos en Valencia

A pesar de que haya un importante número de españoles en la organización de la Fórmula E, todavía no se han dado las circunstancias ideales para que se dispute una carrera en nuestro país. Tampoco ha habido pilotos españoles de forma constante, solo Antonio García, Oriol Servià y Jaime Alguersuari participaron en algunas carreras en la primera temporada. Eso sí, los test de pretemporada se celebran en Valencia.

Volviendo al asunto de España y la Fórmula E. El año pasado se llegó a rumorear que Alonso tenía una oferta para correr en allí, ¿había algo de realidad en ello? 

Evidentemente al campeonato le encantaría contar con Fernando… pero no lo sé. Son los que equipos los que hablan directamente con los pilotos. No sé cuánto habría de realidad en esas conversaciones que Fernando pudiera tener con algún equipo. En cualquier caso, no acabó llegando a buen puerto. Lo que puedo decir es que yo no participé en ello.

¿Le ha invitado alguna vez (a Alonso) a probar el Fórmula E?

Sí, hemos hablado muchas veces y se lo he dicho, pero de momento no hay nada.

Otro de los grandes pilotos del mundo, Lewis Hamilton está absolutamente comprometido con el medio ambiente, ¿le ve futuro en la Fórmula E? Ahora que viene Mercedes, incluso puede tener asiento

Me encantaría, pero creo que Lewis se va a quedar una larga temporada en la Fórmula 1. Está en una forma espectacular y no creo que Mercedes le deje ir a ninguna otra parte. Pero si después, teniendo en cuenta que Mercedes ha llegado a la Formula E, quiere venir aquí, sería fantástico.

Coche Extreme E
ODYSSEY 21, el coche de Extreme E

Hablemos de Extreme E, ¿cómo nace este proyecto?

Nace como algo totalmente distinto a lo que conocemos. Pensé que había espacio para crear un campeonato más, que fuese todoterreno, con vehículos eléctricos. Queríamos que fuese diferente. Si la Fórmula E es el campeonato de las ciudades, Extreme E debía ser el campeonato de los lugares más remotos del planeta, de lugares amenazados por el cambio climático, donde podemos jugar un papel de reparación del daño producido. El campeonato se va a disputar en los cinco lugares más remotos y dañados del planeta. En una parte desforestada de la selva amazónica que después podemos reforestar, en una parte del ártico donde el hielo ha desaparecido, en el Himalaya donde los glaciares se han derretido, en el desierto más grande del mundo en Arabia Saudí… y el quinto, que pronto se va a anunciar, en el margen de un océano lleno de plástico y que obviamente nosotros repararemos. 

El coche de la Extreme E realizará un 'shakedown' en el Dakar, una total declaración de intenciones.

Las carreras no se verán en directo, pero se hará una especie de documental, si no me equivoco… 

Finalmente hemos decidido que vamos a emitir una parte de las carreras en directo. Al principio dijimos que no, pero hemos cambiado de idea. Lo que no tendrán es público. La gente podrá venir y ver lo que sucede desde el exterior, pero no es un evento para el público. Será para la televisión y para internet. Queremos tener una parte en directo y otra muy importante que será un documental, en la que hablaremos del lugar donde estamos, de los daños que ha sufrido… La clave es crear una historia en torno al evento y explicar por qué estamos ahí. 

Agag cuenta en Extreme E con socios como el ex piloto Gil de Ferran o la marca de neumáticos Continental

Extreme E
Extreme E llevará la competición a lugares dañados por los efectos del cambio climático

Creo que no me equivoco si digo que ha revolucionado el mundo del motorsport, ¿qué es lo que le ha llevado a dar estos pasos que desde fuera parecen ser tan arriesgados?

Sí, todo ha sido una locura y creo que además todo el mundo ha coincidido en ello. Sin embargo, a mí lo que me llevó a cambiar un poco de dirección y a explorar una parte nueva del motorsport fue la convicción de que el planeta tiene un problema muy serio y de que al final iba a ser muy importante dedicar tiempo a proyectos que intenten solucionar parte de ese problema. Y la movilidad, especialmente en ciudades, es parte de ese problema. Pensé que el mundo del motor jugaba un papel importante. Tomamos la decisión de ir por este camino y parece que acertamos.

Agag y Ecclestone
Bernie Ecclestone y Alejandro Agag

Bernie Ecclestone, creador del negocio y espectáculo que a día de hoy es la Fórmula 1, fue muy crítico con la Fórmula E. Llegó a decir a Alejandro Agag que el campeonato ni siquiera arrancaría y, ante la prensa, dijo que era inviable celebrar carreras en las ciudades. También que los organizadores “solo querían ganar dinero” y que luego fracasarían. Unos años después, ya sin vínculo con la F1, ha advertido de que la Fórmula E se convertirá en competencia de la Fórmula 1.

Una de las personas que más criticó la Fórmula E en sus inicios fue un viejo conocido suyo, Bernie Ecclestone.. ¿ha hablado con él acerca de la Fórmula E? ¿Le ha dicho lo que opina?

(Risas) Sí, hablo mucho con Bernie. Es un buen amigo y le encanta la Fórmula E. Le sorprende que el campeonato haya sobrevivido como lo ha hecho, pero ha hecho comentarios muy positivos sobre la Fórmula E. Bernie es amigo desde hace muchos años, se metió un poco con nosotros al principio, pero también se alegra de que nos haya ido bien. 

Hace pocos días he leído un artículo en el que le consideran sucesor de Jean Todt como presidente de la FIA… ¿qué me puede decir al respecto? ¿Le atrae la idea?

No, no me lo planteo porque acabo de empezar el proyecto de Extreme E y sería muy complicado. Eso en caso de que tuviese posibilidades, que no tengo ni idea… 

Alejandro Agag y Chase Carey
Alejandro Agag y Chase Carey (Presidente de la F1)

Liberty Global (que comparte a John Malone como accionista con Liberty Media, dueña de la F1) y Discovery son los principales accionistas de la Fórmula E. Alejandro posee una parte del accionariado, así como otras empresas e inversores.

La Fórmula E tiene firmada con la FIA la exclusividad de las competiciones eléctricas hasta 2040 por lo que la Fórmula 1 no podría ser eléctrica hasta entonces… Aunque el futuro apunta a la electrificación, ¿hay forma de que la F-E y la F1 convivan o llegará un momento en el que solo quede una?

Exacto, hay exclusividad con la FIA para competición eléctrica y con hidrógeno… porque al final es un motor eléctrico lo que mueve el coche. En cuanto al futuro, no lo sé. Creo que tendrá que haber una convergencia al final. La Fórmula 1 tendrá que convertirse en eléctrica en algún momento, pero si quieren serla antes de 2040 tendrán que hablar con la Fórmula E.  

Alejandro Agag - Extreme E

Después de tantos años dedicados a las carreras, ¿hay algún sueño que le quede por cumplir o podría decirse que se encuentra en un sueño?

La Fórmula E es un sueño cumplido y ahora tengo Extreme E. Cuando se acaben éstos habrá que soñar con otra cosa para ponernos manos a la obra y hacerla realidad. Seguro que se me ocurren más… 

Imagen: Motorsport Images/Porsche/Mercedes/Extreme E
 

Y además