Skip to main content

Noticia

F1

El Safety Car aún no ha debutado en el GP de Malasia

SafetyCar - Australia

El de Malasia es único GP en el que el Safety Car no ha sido usado nunca en los últimos 10 años que se ha disputado la carrera

El único Safety Car que ha conocido el GP de Malasia desde la inaguración del circuito de Sepang fue el del 2009, cuando el Mercedes AMG apareció en pista en la vuelta 32 y la carrera tuvo que ser suspendia en la vuelta 33 por la intensa lluvia. Por lo tanto, como el resultado final se estableció tomando como referencia la vuelta 31, la aparición del Safety Car no consta como parte de la carrera.

La anchura de 25 metros de la pista de Sepang y sus amplias escapatorias son una de las principales razones por las que los incidentes que pueda tener la carrera no han exigido en los últimos 10 años la aparición del Safety Car en el GP de Malasia.

El año pasado, el Safety Car tuvo 12 apariciones en siete carreras diferentes, para un total de 61 vueltas (284,3 kilómetros) lo que supone un 4,9 por ciento del total de la temporada. Comparado con las 21 salidas en 12 carreras que se vieron en 2010, se puede decir que el trabajo del Safety Car ha disminuido notablemente en la última temporada. Parte de la culpa de este efecto lo tiene la implantación del alerón móvil (DRS), ya que la facilidad que ofrece para adelantar en zonas rectas hace que los pilotos tengan que acercarse menos entre ellos y, en consecuencia, hay menos toques.

Sin embargo, en 2011 se vio al Safety Car batir uno de sus récords históricos. El maratoniano GP de Canadá, la carrera de mayor duración de la Historia de la F1, estuvo neutralizada durante 32 vueltas por el coche de seguridad, 139,6 kilómetros, o lo que es lo mismo, el 45,7 por ciento. 

Los Grandes Premios en los que más ha trabajado el Safety Car han sido (apariciones/carreras disputadas): Singapur (4/4), Corea (2/2), Canadá (14/9) y, por supuesto, el GP de Mónaco (13/10).

Por el contrario, el GP de Malasia (0/10), Báhrein (1/7) y Hungría (2/10) son las carreras en las que menos se ha necesitado la labor del Safety Car.

Lecturas recomendadas