Skip to main content

Noticia

El Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye saca músculo en vídeo

Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye

El espectacular Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye muestra toda su fuerza en un llamativo vídeo de más de 4 minutos en el que podremos sentir lo que supone ponerse al volante del mismo. Su motor rebasa la barrera de los 800 CV, lo que le permite superar de largo los 300 km/h de velocidad punta.

Uno de los 'muscle car' más espectaculares de siempre vuelve a estar de actualidad. Y no porque traiga novedades, sino porque protagoniza un más que interesante vídeo que hemos cazado en Youtube en el que podrás comprobar de primera mano todo su poderío. Nos referimos al Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye, que luce así:

Impresionante, ¿verdad? Es cierto que este tipo de vehículos quizás no sean los más rápidos en términos generales, pero poco importa teniendo en cuenta al público al que van dirigidos. De hecho, los que amamos esas creaciones cuyo comportamiento en curva es una delicia podríamos perfectamente hacer de tripas corazón para guardar un Dodge Challenger en nuestro garaje. ¿O no? Quién diga lo contrario, miente. Y es que conviene recordar que esta variante Redeye cuenta con un propulsor V8 de 6,2 litros que es capaz de elevar su potencia hasta nada más y nada menos que 808 CV, con un par máximo no menos espectacular de 957 Nm.

No te pierdas: Dodge Challenger SRT Hellcat, rozando la locura

Las cifras que te hemos dado del motor del Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye son las responsables de que se anuncie una capacidad de aceleración brutal, y es que se trata de un vehículo que alcanza desde parado los 96 km/h -ya sabéis, medida americana que tiene en cuenta las 60 mph- en tan solo 3,4 segundos. Para llegar a 210 km/h emplea 10,8 segundos, disparándose desde ahí hasta los 326 km/h de su velocidad punta.

El precio de este Dodge Challenger tan capaz en territorio americano es de 69.650 dólares, que al cambio vienen a ser unos 58.500 euros. Si tenemos en cuenta los precios de otros vehículos como el BMW M4 Coupé o similares, no podemos decir que el americano sea precisamente caro. Por desgracia, aún así casi ninguno de nosotros podrá nunca adquirir una unidad, lo que además presenta la dificultad añadida en nuestro país de tener que recurrir a las siempre engorrosas importaciones. Al menos tenemos el vídeo responsable de este artículo para saber lo que nos perdemos...

Lecturas recomendadas