Noticia

Tecnología

La diminuta batería que transforma la orina en electricidad

La diminuta batería que transforma la orina en electricidad

Mónica Redondo

19/04/2016 - 16:59

La batería que transforma la orina en electricidad está desarrollada por los investigadores de la Universidad de Bath. La base del funcionamiento de esta novedosa batería sostenible es la orina. El precio rondará los tres euros y podría llevar la energía a las zonas más recónditas del planeta.

No te pierdas: El primer coche eléctrico que no necesita baterías

Hoy en día se están desarrollando baterías con multitud de materiales, pero los investigadores de la Universidad de Bath, han querido ir más allá y han creado una batería que transforma la orina en electricidad. Esta diminuta batería podrá llevar la energía a las zonas más recónditas del planeta. Los 'padres' de esta novedosa batería sostenible, han colaborado con la Universidad Queen Mary de Londres y el Centro de Bioenergía de Bristol. La energía proviene de la célula de combustible microbiana (MFC). Estos dispositivos MFC utilizan las baterías para llevar a cabo reacciones de reducción/oxidación de material orgánico. 

Una vez producida esta reacción, los electrones son intercambiados alrededor entre las moléculas y se produce electricidad. A su vez, se forma un circuito cerrado con un ánodo y un cátodo, de esta forma se crea una batería

La nueva batería que transforma la orina en electricidad tienen un precio que ronda los tres euros. Sus creadores han manifestado que este pequeño generador a base de orina podría ayudar a las áreas empobrecidas a obtener recursos que alimenten bombas de pozos y luminaria. El uso de estas peculiares baterías conllevará un ahorro notable, ya que es un ejercicio de reciclaje extremo. 

"Las células de combustible microbianas pueden desempeñar un papel importante en el desafío de encontrar soluciones que apoyen una energía segura, asequible y sensible al medio ambiente, conocido como el trilema energético", tal y como ha afirmado la Dr. Mirella Di Lorenzo, investigadora de la Universidad de Bath. "No hay una solución única a este trilema energético aparte de tomar el máximo provecho de los recursos disponibles indígenas, que incluyen la orina".

El siguiente paso para los investigadores es encontrar la manera de preparar la salida de energía de los MFC basada en la orina. Ya han descubierto que mediante la extensión de los electrodos en la celda de 4 a 8 mm, la potencia de salida aumenta diez veces. Si se apilan las baterías, podrían producir una mayor salida eléctrica.

Fuente: Gizmag

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de monica.rd

Mónica Redondo

Colaboradora

Periodista por vocación. Mis pasiones: la automoción y la información.

Buscador de coches