Logo Autobild.es

Si la DGT te mete en esta categoría, olvídate del carné de conducir

Si la DGT te mete en esta categoría, olvídate del carné de conducir

La Dirección General de Tráfico (DGT) informa de que, si estás en esta lista, despídete de renovar el carné de conducir. Te lo contamos en este artículo.

​​La responsabilidad vial es un pilar fundamental para garantizar la seguridad y el bienestar de todos los usuarios de la vía pública. Conducir un vehículo implica asumir un compromiso con la vida propia y ajena, y esto se refleja en el respeto a las normas de tránsito, la prudencia al volante y la atención constante a las condiciones del entorno. 

La negligencia o la imprudencia pueden tener pésimas consecuencias, desde accidentes menores hasta tragedias fatales que impactan familias y comunidades enteras. Y, además de la responsabilidad en el comportamiento y las decisiones al conducir, es crucial considerar el estado de salud del conductor. 

Las enfermedades o condiciones médicas que afectan la capacidad de reaccionar rápidamente, mantener la concentración o incluso permanecer despierto pueden ser extremadamente peligrosas al volante. Enfermedades como la epilepsia, la diabetes no controlada, los trastornos del sueño y ciertas condiciones cardíacas pueden aumentar significativamente el riesgo de accidentes. 

Por ello, es esencial que los conductores estén conscientes de su salud y tomen las medidas necesarias para no poner en riesgo su seguridad ni la de los demás. En este sentido, la Dirección General de Tráfico (DGT), con el fin de mejorar las condiciones de seguridad vial, ha puesto como foco la salud de los conductores

5 medidas básicas para mejorar la seguridad vial

Las enfermedades y algunos medicamentos ponen en riesgo la seguridad vial

Si la DGT te mete en esta categoría, olvídate del carné de conducir

Desde la DGT consideran que todo conductor debe estar sano, consciente de sus actos, y con capacidad de verse en cualquier situación al volante y, sobre todo, con capacidad de reacción ante cualquier tipo de estímulo. 

Por eso, teniendo en cuenta que hay muchos medicamentos, así como enfermedades que pueden afectar a nuestro estado físico y mental, la autoridad ha demostrado que existen algunos fármacos y patologías que ponen en riesgo lo que mencionamos. 

Como decimos, las enfermedades y el consumo de medicamentos nocivos pueden acarrear una serie de consecuencias graves para la seguridad vial. En primer lugar, pueden disminuir la capacidad de reacción del conductor

Algunas enfermedades y medicamentos ralentizan los tiempos de respuesta, impidiendo que el conductor reaccione adecuadamente a situaciones de emergencia. Además, estas condiciones pueden provocar una pérdida de concentración, como es el caso de trastornos del sueño, epilepsia y ciertos medicamentos, incrementando el riesgo de accidentes debido a la falta de atención.

Guardia Civil

La somnolencia y la fatiga son otros efectos perjudiciales y que, aunque no lo parezca, son realmente recurrentes. Medicamentos como los sedantes y los antihistamínicos pueden inducir somnolencia, y la fatiga extrema puede causar microsueños o incluso que el conductor se quede dormido al volante. 

También se pueden presentar problemas de visión, ya que enfermedades como la diabetes pueden causar visión borrosa o pérdida de visión, mientras que algunos medicamentos afectan la capacidad de ver claramente, especialmente en condiciones de poca luz.

Por su parte, los desmayos y mareos suponen también un peligro significativo. Condiciones cardíacas, hipertensión y ciertos medicamentos pueden provocar mareos o desmayos, lo que puede llevar a la pérdida de control del vehículo

Además, la alteración de la coordinación y el control motor es una consecuencia común en enfermedades neurológicas como el Parkinson y con el uso de ciertos medicamentos, lo que dificulta la maniobra segura del vehículo.

Si tienes más de 65 años y alguna de estas enfermedades, la DGT te va a quitar el carné de conducir

Enfermedades que impedirán renovar el carnet de conducir  

La Dirección General de Tráfico ha puesto el foco sobre diferentes tipos de enfermedades y medicamentos con los que hay que tener mucho cuidado. Y, si padeces alguna de estas patologías, lo más seguro es que no puedas renovar el carnet de conducir. 

Por ello, además de someterte a pruebas médicas, también se tomará en cuenta tu historial médico. Esto no tiene nada que ver con la edad, es decir, no importa si tienes 65 años o 30. Cada uno de los casos se va a tratar de forma personalizada. 

Existen numerosas enfermedades, tanto neurológicas como crónicas y degenerativas, que pueden ser un obstáculo para que los conductores afectados puedan renovar su carnet de conducir. No obstante, como mencionamos anteriormente, cada situación debe ser evaluada individualmente.

Entre las enfermedades más comunes en personas mayores de 65 años se encuentran el Alzheimer, la demencia senil y el Parkinson. Sin embargo, hay muchas otras condiciones que también pueden impedir la renovación del carnet. 

Las enfermedades con las que no podrás renovar el carnet de conducir

La única manera de obtener la renovación en estos casos es que el conductor presente un informe médico que certifique la ausencia de riesgos al conducir. Este informe debe renovarse periódicamente según el diagnóstico.

Enfermedades neurológicas degenerativas y crónicas, así como demencia, trastornos de ansiedad, depresión, trastornos del sueño y de personalidad, trastornos obsesivo-compulsivos, déficit de atención con hiperactividad, problemas vasculares, Parkinson, Alzheimer, esclerosis lateral amiotrófica, enfermedades cardíacas, infartos, desfibrilador automático, epilepsia, accidente isquémico transitorio, enfermedades endocrinas, apnea del sueño, enfermedades oncológicas y nefropatía con diálisis… 

Son algunas de las condiciones que pueden impedir la renovación del carnet, a menos que se demuestre que la situación específica del paciente no representa ningún riesgo para la conducción. Aunque esta medida pueda afectar a muchos conductores, es completamente comprensible que se tenga en cuenta el historial médico de cada solicitante para determinar si sus capacidades físicas e intelectuales cumplen con los requisitos mínimos para conducir de manera segura.

Etiquetas: DGT, seguridad vial

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.