Skip to main content

Noticia

Competición

Descorazonador: ¡Pierde la victoria en Le Mans en la última vuelta!

Robert Kubica en las 24 Horas de Le Mans

El coche de Robert Kubica, Louis Delétraz y Yifei Ye se paró en la última vuelta, tras 24 horas de carrera de competición, cuando lideraba la categoría LMP2.

La larga historia de las 24 Horas de Le Mans nos ha enseñado que todo puede ocurrir hasta el último segundo de competición. Lo vimos con Toyota en 2016 y hemos vuelto a verlo en 2021, esta vez con un LMP2, el dorsal #41 del equipo WRT, pilotado por Robert Kubica, Louis Delétraz y Yifei Ye. El prototipo se quedó parado en la última vuelta de carrera, cuando acariciaba el triunfo de su categoría. ¡Descorazonador!

Toyota gana las 24 Horas de Le Mans 2021, podio de Antonio García en GT

VÍDEO: La espectacular vuelta de Pole de Toyota en Le Mans

En pruebas de larga distancia y exigencia extrema tanto para el vehículo como para el piloto participante, se suele decir que es la carrera quien elige al ganador. Y esta vez, en las 24 Horas de Le Mans 2021, la carrera no quiso que el LMP2 con dorsal #41 se alzase con la victoria en su categoría. En la última vuelta, cuando el vehículo estaba pilotado por Yifei Ye y ya acariciaban el trofeo, de repente se paró.

La crueldad fue absoluta, puesto que el vehículo no pudo reanudar la marcha, se quedó parado en pista y fue descalificado al no cruzar la línea de meta en el tiempo indicado por el reglamento. Todo esto cuando los pilotos ya se veían subiendo al podio de Le Mans. Robert Kubica - en su debut - y Louis Delétraz habían completado una carrera excelente, pero esta vez no pudo ser.

El problema, según ha explicado el equipo WRT en su comunicado postcarrera, estuvo en la rotura de un sensor del acelerador. Afortunadamente para la escudería belga, su otro coche, el #31 que pilotaba Robin Frijns, iba segundo y asumió el liderato en la última vuelta. El holandés no pudo relajarse, ya que su más inmediato perseguidor estaba pegado a la parte trasera de su prototipo. De hecho, cruzó la línea de meta con solo siete décimas de ventaja sobre el Jota #28 pilotado por Tom Blomqvist.

"Ha sido una carrera en la que ha pasado de todo. Estaba liderando mi sueño hasta que todo se terminó", dijo Ye, quien conducía el coche cuando se paró. "Habíamos cuidado el coche y llegamos al final. Evité los pianos, me concentré el llevarlo a casa... pero a veces suceden imprevistos. No sé lo que pasó, solo sé que todo se detuvo", añadió.

"Perderlo como lo hemos perdido no es agradable, pero es lo que hay", dijo Kubica, que no dudó en felicitar al otro coche de WRT, que sí pudo celebrar la victoria. "Estoy desolado por el resultado final, pero en primer lugar, quiero dar las gracias a nuestro equipo, a Robert y a Yifei, por el fantástico trabajo realizado, y felicitar a nuestro coche hermano y a todo el equipo. Se nos escapó el doblete, pero es un debut fantástico en Le Mans para el equipo WRT", agregó Delétraz.

Alonso se 'cuela' en Le Mans para rodar con un Alpine F1

Imagen: Motorsport Images

Y además