Skip to main content

Noticia

Motor

¿Qué daños puede provocar la sal que se echa en la carretera a tu coche?

Carretera con sal

Mucho se está hablando estos días de los beneficios de la sal para evitar que la sal se convierta en hielo, pero poco de los daños que la sal que se echa a la carretera puede causar a tu coche. Los repasamos.

Cuando las bajas temperaturas y fenómenos atmosféricos como el que ha dado lugar a la llegada de la borrasca Filomena amenazan con cubrir las calles y el asfalto de hielo, es habitual emplear sal para evitar que el agua se solidifique por el frío y dificulte el tránsito de vehículos. Lo cierto es que es un truco que funciona, pero también que usado en exceso puede perjudicar a los vehículos en circulación.

¿Por qué se utiliza sal para evitar que se forme hielo en calzada?

Dos son las razones por las que se recurre a la sal para evitar la formación de hielo en la calzada:

  • La mezcla de agua con sal se congela a los -21 ºC y no a los 0ºC del agua sola, de tal manera que es muchísimo más improbable que se alcance esa temperatura en la calzada y se congele
  • Además, la sal se compone de cloruro de sodio y cloruro de calcio, cuando se disuelve en agua libera calor, lo que contribuye a descongelar el hielo que haya cerca

¿Qué daños puede provocar la sal de la carretera en tu coche?

Efectivamente, la sal es una gran ayuda para mantener la circulación en las carreteras cuando hay las temperaturas bajan en exceso, pero su uso puede resultar perjudicial para los vehículos que circulan por estas vías de forma continuada.

La sal es un elemento muy corrosivo. La asociación de reparadores de vehículos ASETRA advierte de que circular de manera habitual por carreteras bañadas con sal puede resultar perjudicial para la pintura, la carrocería y las llantas. También aumenta el riesgo de corrosión en el tubo de escape, las llantas, los amortiguadores, los frenos y el radiador.

Carretera con sal

Cómo evitar que la sal dañe tu vehículo

Hay varias trucos para evitar que la sal dañe tu vehículo o, al menos, para que el daño sea menor. Toma nota:

  • Lava el coche con frecuencia, de esta forma eliminarás los restos de sal que pueden quedar incrustados en la carrocería. Los expertos aconsejan no pasar más de una semana tras pasar por una carretera con sal sin eliminar estos restos
  • Al limpiar la carrocería hay que hacerlo con abundante agua, evitando frotar las zonas más próximas al suelo, como los bajos de la carrocería y las llantas
  • Es recomendable el uso de ceras para proteger la pintura. Estas crean una capa protectora que reduce el riesgo de corrosión y protege la carrocería y otros elementos. 
  • Cuando laves el coche no olvides secarlo, de lo contrario los restos de agua se podrían solidificar 

Y además