Skip to main content

Noticia

Competición

Dakar 2022: De Villiers atropella a un motorista, se va sin ayudar y lo repite

Giniel de Villiers
Red Bull Content Pool

De Villiers ha sido castigado con cinco minutos por no pararse a socorrer a un piloto de motos que él mismo había tirado. Pero ojo: ha vuelto a hacerlo dos días después. Y la sanción ha sido más dura.

El piloto sudafricano Giniel de Villers fue protagonista de un peligroso incidente en la etapa prólogo del Rally Dakar, en la que arrolló al piloto de motos chileno César Zumarán. De Villiers, campeón del Dakar en 2009, se marchó de la escena sin asistirle, a diferencia de lo que marcan las reglas - y filosofía - de esta dura prueba.

De Villiers se encontró con el motorista en una zona de paso estrecha y rodeada de rocas. El sudafricano golpeó la moto de Zumarán y lo tiró al suelo, donde éste se dolió tras el impacto sufrido. El de Toyota se paró en un primer momento, y cuando Zumarán se levantó como pudo para apartarse, Giniel siguió con su recorrido.

Cómo ver el Dakar 2022 en televisión e internet

VÍDEO: El equipo Toyota en el Dakar 2022

El motorista señaló a De Villiers que avanzase, y así lo hizo éste, en una acción muy criticada tanto por aficionados como por medios de todo el mundo, ya que el que fuese campeón del Dakar en 2009, ni siquiera se bajó del Hilux para preocuparse por el estado del competidor al que había arrollado.

"Estábamos en un tramo con arena y rocas. Iba despacio y vi al piloto de motos parado en el lado izquierdo. Una piedra en la arena hizo que me fuese hacia el piloto y lo golpeé. Después retrocedí", explicó De Villiers, según recoge la web Somos Dakar.

"Cuando el piloto se puso de pie y saludó con el brazo, para mí fue una señal de que estaba bien y que podía continuar. Superé la moto y no quise volverar a parar, ya que la pista estaba muy arenosa y tenía miedo de quedarme atascado", añadió.

Cristóbal Guldman, jefe del equipo para el que compite Zumarán, presentó una reclamación ante los comisarios por lo ocurrido y reveló que De Villiers se había acercado tras la etapa al piloto para ofrecerle una disculpa. 

Sin embargo, esto no fue suficiente para evitar una penalización al sudafricano por no pararse a socorrer al piloto que él mismo había golpeado. Los comisarios castigaron con cinco minutos a De Villiers, que está pasando por un Dakar realmente difícil, no solo por este incidente, sino porque tuvo  COVID-19 justo antes del rally y su participación llegó a correr peligro.

VÍDEO: Carlos Sainz, ovacionado tras su primera victoria con Audi en el Dakar

¡Segundo atropello dos días después!

En la segunda jornada del rally, De Villiers se vio involucrado en un incidente similar, esta vez con el piloto Mohamedsaid Aoulad Ali, integrante del Club Aventura Touareg. Según Marca, el marroquí estaba intentando levantar su moto tras una duna cuando escuchó el coche acercarse. 

Aunque se retiró de la zona y había activado el Sentinel para advertir de su posición, no fue suficiente para evitar que De Villiers pasase por encima de su moto, provocándole graves daños mecánicos. De hecho, ni salió en la tercera etapa. El piloto de Toyota, otra vez, continuó con su recorrido sin pararse a comprobar el estado tanto de la moto como del piloto.

Este asunto fue reportado por la FIM (Federación Internacional de Motociclismo) a la FIA, que debía la encargada de analizar si debe tomar otra medida contra De Villiers. Sin embargo, todo se solucionó con una disculpa en el campamento, como ha informado el periodista Enrique Naranjo en Twitter.

Poco después se pronunció la organización para aplicar una sanción de cinco horas al sudafricano, que ya pierde toda opción de triunfo en la prueba, aunque sigue en carrera para ayudar a sus compañeros en Toyota.

Etiquetas:

Rally Dakar

Y además