Skip to main content

Noticia

Competición

Dakar 2021: Sainz espera una ajustada lucha por la victoria y mayor tensión por el COVID-19

Carlos Sainz

Carlos Sainz y Lucas Cruz defienden su victoria en el Dakar 2020 con MINI.

Carlos Sainz pronostica una dura batalla por la victoria en el Rally Dakar 2021, que será uno de los más atípicos de la historia debido a la pandemia. De hecho, el madrileño, que defenderá la victoria lograda en 2020, cree que las continuas pruebas de COVID-19 a las que se van a tener que someter regularmente, añadirá más presión a la habitual. También contarán con rivales muy duros, como el otro MINI, pilotado por Peterhansel; los Toyota, que han mejorado o el nuevo Bahrain Raid Xtreme, para el que pilotarán Nani Roma y Sébastien Loeb.

Los coches de calle de Carlos Sainz

VIDEO: Así recibieron a Sainz en Madrid tras su última victoria en el Dakar

Carlos Sainz y Lucas Cruz han comparecido hoy ante los medios de comunciación para hablar del Rally Dakar, solo seis días antes de poner rumbo a Arabia Saudí, donde participarán en su tercer Rally Dakar con el equipo MINI. El dúo español saldrá a defender la victoria lograda en la edición de 2020, con un MINI JCW mejorado que se enfrentará a los Toyota y al nuevo equipo Bahrain Xtreme Raid, que compite con Sébastien Loeb y Nani Roma.

A pesar de las dificultades provocadas por la pandemia y la cancelación de carreras como el Rally de Marruecos, habitual prueba de preparación para el Dakar, Carlos y Lucas han podido trabajar para continuar evolucionando el MINI y entrenando para afrontar el gran desafío de la temporada. Llegan con los deberes hechos, aunque ya sabemos que en el Dakar todo puede suceder.

“A diferencia de otros años, solo hemos podido hacer un rally en Andalucía que poco tiene que ver con lo que nos vamos a encontrar en el Dakar. También hemos hecho algunos test en Zaragoza y en Madrid. La única oportunidad que hemos tenido de probar el coche en condiciones de carrera ha sido en las dos bajas que hemos corrido en Ha’il hace unos días, donde logramos un segundo puesto y una victoria”, explica Sainz, que está seguro de que se enfrenta al Dakar más atípico de los que ha corrido.

“Va a ser un Dakar diferente, pero a nivel deportivo esperamos que vuelva a ser como siempre. Vamos a estar dentro de una burbuja en el campamento y, probablemente, en otra dentro del equipo MINI. Todo esto conlleva una serie de problemas como es lógico, a la hora de comer por ejemplo. Habrá muchos protocolos, por ejemplo de cara a hablar con la prensa, la ceremonia de salida o de llegada, donde tendrá que haber menos gente… “, señala Carlos.

Carlos Sainz Baja Arabia Saudi

A nivel deportivo espera una batalla intensa: “Toyota ha mejorado, va a estar fuerte, también MINI; y este año tenemos un nuevo equipo (Bahrain Raid Xtreme), desarrollado por Prodrive, que aunque ha hecho pocos test y no ha corrido todavía el Dakar, no tiene imposible ganar. Sí difícil, pero no imposible”.

A todo esto, habrá que añadir las pruebas PCR (aleatorias) que pilotos y copilotos tendrán que hacerse durante el Dakar, para así evitar un brote dentro de la carrera. Un positivo, naturalmente, supondría el fin de la aventura. “Esto añadirá más tensión aún”, cree Sainz.

Otros cambios a tener en cuenta es que el ‘roadbook’ este año será digital y la ruta se entregará en cada etapa media hora antes de la salida. “Llevamos una tablet en el coche, en la que no podemos mirar viñetas posteriores y tampoco prepararnos con antelación mirando en Google Earth, porque nos la darán antes de la salida”, comentó Lucas Cruz, copiloto de Carlos.

Otro cambio destacado por Sainz es que durante la etapa maratón, en la que los pilotos no tienen asistencia mecánica, tampoco podrán utilizar más neumáticos de repuesto de los dos que llevan. Si los camiones de asistencia se los proporcionan, recibirán 15 minutos de penalización por cada uno.

Carlos Sainz, Acciona y QEV Tech crean un equipo de Extreme E

El cierre de fronteras en Arabia Saudí, “controlado”

Sainz y Lucas Cruz

El cierre de fronteras en Arabia Saudí por la aparición de la nueva cepa del coronavirus, no debe ser un problema para la celebración de la carrera. La organización ha fletado un vuelo chárter, que saldrá el 28 de diciembre, en el que los participantes irán juntos. Sainz, de hecho, ha cambiado su vuelo comercial por este viaje, con el objetivo de limitar el contacto con otras personas.

Todos los integrantes de la caravana del Dakar tendrán que llevar una PCR negativa hecha como máxima 48 horas antes del rally. Posteriormente, a la llegada a Arabia Saudí, estarán en cuarentena durante dos días y se harán otra prueba. Una vez ésta sea negativa, entrarán en la ‘burbuja’ del Dakar. Durante la carrera, de forma aleatoria, también podrán tener que hacerse más pruebas.

Imagen: Red Bull Content Pool/X-Raid

Y además