Skip to main content

Noticia

F1

La curiosa historia de las tres banderas de Ferrari en Maranello

Banderas de Ferrari en Maranello

Una bandera por victoria... ¿y por qué hay tres si Ferrari solo ha ganado dos carreras?

El equipo Ferrari coloca una bandera en la entrada de sus oficinas en la ciudad italiana de Maranello cada vez que consigue una victoria. Este fin de semana ya han colocado la tercera tras el GP de Italia, a pesar de llevar solo dos victorias. Hay una explicación: esta es la curiosa historia de las tres banderas de Ferrari en Maranello.

Te puede interesar: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

VÍDEO: Resumen del GP de Italia de F1 2019 de Ferrari

El equipo Ferrari tiene sus oficinas en la icónica ciudad de Maranello, conocida por ser un auténtico parque temático de la Scuderia y por ser sede de la marca fundada hace 90 años por Enzo Ferrari. Desde allí se dirigen los planes deportivos de la marca y, cómo no, de Fórmula 1. También se desarrollan cada temporada los coches de F1 y los modelos de calle que llevan la insignia del Cavallino en la parte delantera. 

En el edificio conocido como “Gestione Sportiva” es donde se encuentran las oficinas del equipo de Fórmula 1. Justo en la entrada hay una puerta giratoria sobre la que se encuentra siempre una bandera italiana en la parte central de la misma. A la derecha y a la izquierda, actualmente, hay tres banderas con el escudo de Ferrari, y quizás al final de la temporada haya más.

Estas banderas sirven de inspiración para los empleados de la Scuderia, que cada día pasan por esa puerta y trabajan para conseguir los mejores resultados en la categoría reina. Cada vez que el equipo Ferrari consigue una victoria, se coloca una bandera en la entrada del edificio. ¿Y por qué hay tres banderas cuando Ferrari solo ha ganado dos carreras esta temporada?

Ferrari F8 Spider 2020: el mejor homenaje al V8 a cielo descubierto

TIfosis en Monza

La explicación es muy sencilla. Ferrari sigue considerando suya la victoria del GP de Canadá 2019. En aquella carrera, Sebastian Vettel – que cruzó primero la línea de meta – fue sancionado con cinco segundos por sacar de pista a Lewis Hamilton. La sanción fue castigada por la FIA de esa forma y la decisión fue muy criticada, pero eso no evitó que el triunfo pasase a manos del británico.

Ferrari se resiste a dejar de considerar como suya la que habría sido su primera victoria de la temporada. También Vettel dijo en Spa-Francorchamps – donde cumplía un año sin ganar – que en realidad no llevaba tanto tiempo sin subir a lo más alto del podio, pues consideraba que lo había hecho en Canadá.

No hay duda, a pesar de que la FIA sancionase al alemán, de que Ferrari merecía el triunfo y tenía ritmo para conseguirlo… pero la agresividad excesiva de Sebastian les impidió vencer. El coche, sin embargo, fue el mejor en pista y la bandera, por tanto, se la ganaron y ahí queda, aunque sea simplemente un símbolo de orgullo... y también de protesta.

GP Italia 2019: La carrera que enloqueció a 200.000 tifosi

Imagen: Ferrari 
 

Y además