Skip to main content

Noticia

Motor

¿Cuánto puedes ahorrar en gasolina si apagas la calefacción del coche?

climatizador coche

¿Cuánto puedes ahorrar en gasolina si apagas la calefacción del coche? Varía en función de la configuración y de si se trata de un coche de combustión o eléctrico.

Vivimos en un momento en el que cada gota de carburante que seamos capaces de ahorrar tendrá efecto en nuestro bolsillo debido a los altos precios de los combustibles. En verano, el aire acondicionado es uno de los factores que elevan el consumo de gasolina o diésel, pero en invierno, con el frío, no hacemos uso de este componente.

Sí activamos la calefacción para combatir las bajas temperaturas dentro del coche, introduciendo aire caliente en el habitáculo hasta alcanzar una temperatura agradable. Pero, ¿cuánto puedes ahorrar en gasolina si apagas la calefacción del coche? Lo analizamos a continuación, pero ya te adelantamos que el consumo de combustible es irrisorio.

La ruta ECO de Google Maps puede ayudarte a ahorrar gasolina

¿Cuánto puedes ahorrar en gasolina si apagas la calefacción del coche?

Para empezar, debemos tener en cuenta que el sistema de calefacción no funciona igual en un coche con motor de combustión que en un coche eléctrico. El climatizador es el mismo, pero la forma en la que el vehículo obtiene el aire caliente que eleva la temperatura en el interior es diferente, y uno conlleva un consumo energético que no es igual en el otro.

En un coche con motor térmico, la calefacción funciona tomando el calor que genera el propio motor e introduciéndolo en el habitáculo (por supuesto, pasa por el filtro antipolen para que no haya suciedad o impurezas). 

Esto permite evacuar calor del vano motor y calentar la cabina, lo cual es beneficioso en ambos casos. Por lo tanto, un coche de combustión no necesita calentar el aire, por lo que el consumo de energía se limita a alimentar los ventiladores del sistema de ventilación, que son eléctricos y apenas marcan la diferencia en el consumo de gasolina o diésel.

Si activamos el aire acondicionado, por ejemplo, cuando vamos a desempañar los cristales en invierno, el motor deberá accionar el compresor del aire acondicionado y esto sí eleva el consumo al igual que en verano, llegando a ser hasta un 20% superior a conducir el coche sin conectarlo.

Mientras tanto, en el caso de los coches eléctricos es diferente, ya que no hay calor que evacuar de sus motores y, por tanto, el vehículo debe invertir carga eléctrica de la batería para calentar el aire que llega a la cabina. En este caso, el consumo eléctrico pude llegar a ser hasta un 20% superior, lo que sin duda afectará a la autonomía total entre carga y carga.

Etiquetas:

gasolina Diésel

Y además