Skip to main content

Noticia

Motos

Cuando una Harley-Davidson Street Rod se convierte en una ¡moto de nieve!

Dos Harley-Davidson Street Rod convertidas en motos de nieve

Cuando escuchas Harley-Davidson y X-Games te parece una asociación que no pega mucho. Seguro que no piensas lo mismo cuando veas lo que han hecho con un par de Street Rod.

Prueba Harley-Davidson Road King: ¿te coronas, Rey?

Cuando una Harley-Davidson Street Rod se convierte en una ¡moto de nieve! pueden pasar dos cosas. La primera, que el intento sea un fracaso y se haya pervertido una mecánica de lo más sofisticada. Lo segundo, que es lo que sucede en este caso, es que el experimento sea un éxito absoluto y vaya directo a los X-Games

Estas dos motos de nieve se han creado tomando como base una Harley-Davidson Street Rod, un modelo que se puede adquirir en España desde 8.650 euros y que forma parte de la gama de acceso de la firma de Milwaukee. Pues bien, con vistas a los X-Games, Harley-Davidson ha querido dejar su impronta en tal evento mezclando su filosofía como fabricante y adaptarla a la nieve. 

¿Cómo lo han hecho? Pues recurriendo a unos preparadores que se hacen llamar Suicide Machine Company. En concreto, los hermanos Guardado (Aaron y Shaun) han sido los creadores de estas snow-bikes tan espectaculares conservando prácticamente toda la estructura de las Street Rod, a excepción claro está de los neumáticos. 

El objetivo de estas motos no es otro que servir de transporte para los atletas de los X-Games durante el evento. Una forma fantástica de promocionar Harley-Davidson en un escenario poco habituado a ver fabricantes de motocicletas, aunque no cabe duda que Scott Beck, Director de Marketing de Harley-Davidson y su equipo, han tenido una idea espectacular. 

"Durante 115 años, los conductores de Harley han expresado la máxima libertad desde el asiento de su moto americana favorita. Ahora lo natural es que sigamos abriendo caminos y esta vez nos hemos salido de la carretera para adentrarnos en la nieve. Sabemos que los atletas y fans de los X-Games comparten nuestra pasión por la adrenalina y la velocidad", explica Beck. 

Si alguno tiene pensado acercarse a Aspen en poco tiempo, que no pierda detalle del espectáculo que siempre ofrecen los X-Games, aunque en esta ocasión también deberá mantener los ojos bien abiertos para quedarse maravillado ante semejante preparación que a buen seguro asegura mucha diversión y velocidad sobre la nieve.

Fuente: Rideapart.com

Lecturas recomendadas