Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Compa oldie: ¿Renault 11 Turbo o Peugeot 205 GTI?

Renault 11 Turbo Peugeot 205 GTI

Auténticos clásicos.

Dicen que uno de los compactos deportivos más divertidos de la historia es el Peugeot 205 GTI. Aunque, tampoco hablan nada mal del Renault 11 Turbo, uno de los rivales que luchaba en ese segmento aún por crecer. El Volkswagen Golf GTI no lo tuvo nada fácil para seguir con su reinado, pues los modelos mencionados también saber hacer sonreís al que se pusiera al volante. Si tuviéramos que elegir, ¿con cuál nos quedamos? ¿Renault 11 Turbo o Peugeot 205 GTI?

No te pierdas: 'Los 15 mejores coches nuevos entre 10.000 y 15.000 euros'

Renault 11 Turbo

Renault 11 Turbo

El Renault 11 Turbo llegó en aquellos maravillosos años en los que todos los jóvenes querían comprar un compacto deportivo. El Golf GTI era el rival a batir pero la marca francesa sabía lo que se hacía. La versión deportiva del práctico modelo tenía como objetivo hacer divertir al conductor, y hacerlo desde que las primeras impresiones. Contaba con una estética más deportiva con un kit de carrocería muy vistoso.

Bajo el capó del modelo encontrábamos un motor de 1.4 litros con sistema de carburación. Con este corazón el francés desarrollaba 105 caballos de potencia, cifra baja para nuestros tiempos pero nada despreciable para entonces. Su energía era suficiente, una potencia combinada con un buen conjunto con el que el resultado era siempre el mismo, diversión y más diversión. Llegó a ofrecer 115 CV.

Peugeot 205 GTI

Peugeot 205 GTI

El Peugeot 205 GTI hacía las cosas realmente bien. Y no era fácil. Pese a que el segmento aún estaba creciendo ya encontrábamos modelos de importantes prestaciones. Pero no tenía miedo, más bien todo lo contrario. Su estética, al igual que la del Renault 11 Turbo, era más deportiva, aunque no arriesgaba demasiado. Todos se centraron en montar un motor de mayor rendimiento y hacer un chasis exquisito.

En un primer momento el pequeño deportivo montó un motor de 105 caballos de potencia, energía extraída de un bloque de 1.6 litros de cilindrada. Algún tiempo después, en 1985, se lanza una versión más especial con diferentes retoques. Gracias a las modificaciones en la culata, bielas, pistones, árbol de levas y colector de escape, consiguieron ofrecer 125 caballos de potencia para un coche muy ligero.

¿Cuál era mejor?

Sin duda eran grandes guerreros, valientes soldados que se enfrentaron al titán llamado Volkswagen Golf GTI. Pese a que el Renault 11 Turbo era un magnífico compacto deportivo, el Peugeot 205 GTI conseguía ofrecer un conjunto muy equilibrado con el que disfrutar como un niño pequeño. Todo un coche de culto.

Y además