Skip to main content

Noticia

Los coches son parte de Hollywood

Los coches son parte de Hollywood
Nunca es solo un coche.

Quien piense que un coche es solo un coche puede cerrar al salir. No, dejando las bromas a un lado, quien piense así solo lo hará porque nunca ha tenido uno en el que haya vivido experiencias, nunca ha disfrutado de uno que le haya hecho sentir o nunca ha tenido ocasión de dedicarse a recorrer kilómetros sin pensar en ello. Los coches son parte de nuestra vida, y eso es algo que tienen muy claro en Hollywood.

Extras de acero: coches para Hollywood

El usuario de Youtube Thomas Flight ha creado un vídeo titulado con un escueto ‘Never Just a Car’ en el que, a través de 12 minutos, recopila una cantidad enorme de momentos que ejemplifican la importancia de este vehículo en la industria del celuloide estadounidense. Merece la pena verlo hasta el final.

Y es que si a uno le dicen ‘coches’ y ‘Hollywood’, es inevitable que se le venga a la cabeza un tipo de película muy concreta: acción. Sagas como James Bond, Transporte o A Todo Gas serán de las primeras que acudan al recuerdo, así como clásicos tales como la mítica Bullit. Es normal, puesto que son las que dan un papel más protagonista a los vehículos de cuatro ruedas, pero el clip muestra que su presencia es absoluta y abarca todo tipo de géneros.

Los coches sirven para contar historias, son capaces de hacer más íntima una conversación, de plantear el escenario perfecto para un susto en una película de miedo, para mostrar el momento introspectivo del protagonista, para que al espectador le invada la melancolía mientras suena una canción nostálgica en la radio…

Y además