Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Coches de hidrógeno vs coches eléctricos: tres ventajas y tres desventajas

Hidrógeno

A día de hoy los eléctricos de batería ganan por goleada la batalla por liderar la movilidad sostenible; pero según vayan eliminando obstáculos los de pila de combustible se irán postulando como un rival (muy) serio. Enfrentamos a los coches de hidrógeno y los coches eléctricos y destacamos sus tres grandes ventajas y sus tres principales incovenientes.

Antes de ponernos en materia, un par de aclaraciones:

La base mecánica de un coche de hidrógeno es la misma que la de un eléctrico puro (EV): uno o varios motores eléctricos que funcionan en combinación con una batería que almacena la energía que necesitan. La diferencia es que mientras los eléctricos de batería obtienen la energía de electricidad convencional (de un enchufe, ni más, ni menos), los de hidrógeno recargan la batería mediante una pila de combustible

Coche de hidrógeno

Sin entrar en largas explicaciones técnicas: la pila de combustible capta oxígeno de la atmósfera y lo combina con hidrógeno a alta presión dando lugar a una reacción química que produce electricidad y vapor de agua (H2O). Es por eso que los vehículos de hidrógeno necesitan depósitos donde almacenar el elemento químico, algo que no tienen los eléctricos.

Tres ventajas de los coches hidrógeno frente a los eléctricos

1. Tienen más autonomía

Aunque hace tiempo que los coches eléctricos van ganado (por goleada) la batalla de la autonomía, todavía hay quien piensa que el rango es un obstáculo para su popularización. A día de hoy, la media de kilómetros que puede recorrer un coche eléctrico es de unos 300-400 km (los hay muy por encima, claro está), pero el triunfo en esta categoría de los de pila de combustible es innegable: el Hyundai Nexo puede recorrer más de 750 km con los depósitos llenos.

motor hidrogeno toyota

2. Son menos contaminantes

Los coches de hidrógeno tienen sistema de escape (los eléctrico no lo necesitan), pero por él lo único que expulsan es vapor de agua. Son, por tanto, vehículos cero emisiones.

Pero, ¿se puede ser menos contaminante que un coche cero emisiones? Sí, se puede. Volvemos al Nexo como ejemplo. El coche de hidrógeno de Hyundai no solo no contamina sino que purifica el aire mientras está en circulación. Una prueba realizada por la marca afirma que, en una hora, el SUV puede purificar 26,9 kilogramos de aire, la cantidad que 42 adultos respiran en ese tiempo. Por tanto, poner en circulación 10.000 Nexo tendría el mismo impacto en la reducción de contaminación que plantar 600.000 árboles.

3. Recarga más rápida

Los coches de hidrógeno están más cerca de los de combustión que los eléctricos en dos parámetros: la autonomía y el tiempo de recarga. Llenar los depósitos de hidrógeno no requiere más de cinco minutos. El proceso es muy similar a repostar un vehículo de gasolina un gasóleo, de hecho, el grifo es muy similar solo que cuenta con más medidas de seguridad para evitar pérdidas.

Tres desventajas de los coches de hidrógeno frente a los eléctricos

1. Puntos de recarga

En España, a día de hoy, en España hay cuatro hidrogeneras de titularidad pública y ninguna privada. Un informe de Anfac calcula que para que la expansión del hidrógeno como combustible sea posible es necesario que la red de puntos de carga crezca hasta alcanzar las 150 estaciones de repostaje de hidrógeno en 2026.

Hidrógeno

2. Son más caros

La tecnología de pila de combustible resulta, a día de hoy, más costosa que la eléctrica de batería. Además, los coches de hidrógeno necesitan más al menos mecánicos con lo que son más caros. 

El precio del Hyundai Nexo ronda los 70.000 euros lo que le deja fuera de las ayudas del Plan Moves III que sí incluye a los vehículos de pila de combustible entre los subvencionables y con la máxima cuantía.

3. Apenas hay donde elegir

Dejamos para el final la desventaja más evidente o la que es, quizá, la consecuencia de todas las anteriores: a día de hoy, en España, solo se puede comprar un modelo de coches eléctrico, el Nexo (del que se ha vendido una sola unidad en lo que va de año, en junio, concretamente).

Y además