Skip to main content

Noticia

Coches casi desconocidos: así era el Alfa Romeo 147 Ducati Corse

Alfa Romeo 147 Ducati Corse

Allá por 2008.

El mundo de la automoción no para. Raro es el mes en el que no se producen uno o dos lanzamientos importantes y extraña es la semana, que demonios, el día que no se presenta tal o cual edición especial o similar. En esta marabunta de novedades es normal que algunas caigan en el olvido aunque en su día supusieran un punto importante, como ha ocurrido con el Alfa Romeo 147 Ducati Corse, del que seguramente ni te acuerdas.

Mediaba 2008 cuando Alfa Romeo y Ducati decidieron aliarse para demostrar al mundo el poderío el poderío italiano, resultando en una serie limitada del 147 de la que solo se produjeron 500 unidades, que llegó con una estética diferenciada pero cuyo aspecto más destacado fue la incorporación del sistema Q2.

VÍDEO: 5 prototipos de Land Rover que no conocías

Alfa romeo: una historia construida alrededor de las carreras

Este incluye un diferencial de deslizamiento delantero limitado en el eje delantero, actuando ante la pérdida de tracción en una de las dos ruedas enviando toda la fuerza a la contraria para mejorar la estabilidad. Esto optimiza el comportamiento y reduce el subviraje. A esto había que sumar una completa puesta a punto que incluía una dirección más precisa, un chasis más rígido y una suspensión rebajada y con un tarado específico.

Bajo el capó contaba con un motor 1.9 Multijet turbodiésel que desarrollaba 170 CV (20 más que el modelo de serie) asociado a una caja de cambios de seis marchas. Aceleraba de 0 a 100 km/h en ocho segundos y alcanzaba una velocidad punta de 215 km/h, pero lo mejor es que contaba con un botón ‘Sport’ que al ser pulsado variaba la respuesta del bloque a la presión del acelerador, siendo más inmediata.

También vestía de etiqueta, disponible en tres colores de carrocería (rojo, negro y blanco), con los logos de la edición y unas llantas específicas de 18 pulgadas con el perfil rojo y unas pinzas a juego. El habitáculo recibía una serie de detalles como asientos deportivos con costuras rojas, insertos de aluminio en los pedales, etc.

Por último, su dotación de serie era más amplia de lo habitual, incorporando radio CD-MP3 (era otra época), climatizador bizona y un sistema de sonido BOSE de alta calidad.

Así de alucinante puede ser la gama de Alfa Romeo

Lecturas recomendadas