Noticia

Tecnología

Así puede ser el coche urbano inteligente del futuro

Antonio López

16/02/2016 - 12:01

Alexander Malyshev ha diseñado un coche inteligente para la ciudad, con un tamaño mínimo y para cuatro pasajeros. Lo ha llamado ‘Espejo Provocador’, y ofrece un altísimo nivel de seguridad y un interior minimalista.

No te pierdas: El coche de Google ya se considera un conductor más en EEUU

Los coches están en continuo desarrollo, de hecho además de los fabricantes tradicionales de coches y de las empresas tecnológicas que están desarrollando los coches autónomos, hay diseñadores como Malyshev que quieren aportar su granito de arena. Este último, Alexander Malysev ha diseñado un coche inteligente para la ciudad que ha llamado el Espejo Provocador

El coche inteligente para la ciudad de Malyshev, el Espejo Provocador, es un coche con un espacio mínimo para cuatro pasajeros y su equipaje que tiene más o menos el mismo tamaño que un Smart ForTwo. Este coche está basado en un bastidor tubular y utiliza muchos detalles hechos de polímeros. Por lo tanto, según explica su diseñador, el cuerpo puede absorber y distribuir de manera eficaz  la energía del impacto en caso de accidente. 

Curiosamente, el acceso para el conductor y los pasajeros estaría en la parte trasera del coche, por lo que las puertas laterales solamente se utilizarían en caso de emergencia. Esta construcción, de acuerdo con lo que el diseñador dice, ofrece un nivel de seguridad muy alto, gracias al diseño inspirado en la jaula de los coches de rally. Quizá no sea la forma más cómoda para entrar en un coche, pero ya sabemos que hoy en día, la seguridad es uno de los factores más importantes a la hora de fabricar un coche. 

El interior del coche inteligente para la ciudad es minimalista, aún y así, cuenta con un volante ajustable, elevalunas eléctricos, espejos, asientos y techo solar. Además cuenta con un sistema de entretenimiento para los asientos traseros y sistema de navegación, entre otras cosas. De forma opcional, el Espejo Provocador puede ser equipado con faros de xenón, transmisión automática, sensores de lluvia y luz y control de velocidad de crucero. 

Este prototipo de coche inteligente para la ciudad se ha previsto en dos versiones diferentes: con un motor de combustión clásico y con un sistema de propulsión híbrido o eléctrico. La primera de ellas podría utilizar un pequeño motor turbo de gasolina o diésel de tres cilindros de hasta 1,5 litros. La versión híbrida o eléctrica podría utilizar un gran paquete de baterías instaladas en el suelo del Espejo Provocador, que se traduciría en una autonomía de entre 350 y 400 kilómetros.

Fuente: Worldcarfans

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Antonio López

Antonio López

Colaborador

Colaborador de Tecnología y Estilo de Vida en Autobild.es

Buscador de coches