Skip to main content

Noticia

Clásicos tracción trasera: ¿BMW 320i E30 o Ford Sierra XR4i?

BMW E30

Ambos son clásicos de tracción trasera y los dos se bastan de motores con potencias similares. ¿Cuál es mejor opción?

Imagina que tenemos ganas de comprar un clásico, un modelo que fuera lanzado en los años ochenta. Nuestra única condición es que cuenten con tracción trasera, una configuración que nos deja fuera alternativas tan jugosas como el Volkswagen Golf GTI mkII, el Renault 5 Copa Turbo o el Ford Fiesta XR2i mkII. Se nos vienen a la mente dos conocidos modelos, el BMW 320i E30 y el Ford Sierra XR4i. Ambos son clásicos de tracción trasera y los dos se bastan de motores con potencias similares. ¿Cuál es mejor opción?

No te pierdas: 'BMW M3 E30, las 5 alternativas más baratas'

¿Eres de curvas o de rectas?

El BMW Serie 3 E30 es uno de los clásicos que más se ha revalorizado en los últimos años. En concreto, su versión tres puertas se ha convertido en todo un “caramelito” para los coleccionistas, encontrando precios desorbitados en su versión más famosa, el BMW M3 E30. Estamos ante una alternativa ideal si buscamos clásicos de tracción trasera, eligiendo la versión 320i como la más equilibrada. Además de sus cualidades mecánicas, que abordaremos en las líneas que nos siguen, el diseño es una de las claves de este BMW E30, pues consigue enamorar al conductor por su mirada de faros redondeados que recuerdan a épocas pasadas.

Por su parte, el Ford Sierra contaba con una interesante versión deportiva llamada XR4i. En este caso hablamos de la que alimentaba el motor DOHC de 2.0 litros. Mientras que el BMW E30 consigue encandilarnos con una mirada más "ochentera" el Ford Sierra va al grano y monta ópticos de líneas rectas y bien definidas. Su puesta en escena es menos elegante que la del modelo alemán, aunque estamos ante una berlina clásica de tres volúmenes bien terminada. Cuestión de gustos, no hay duda.

VÍDEO: Los clásicos más bonitos

Motor de cuatro o seis cilindros

Pese a que la potencia de sus motores es prácticamente calcada, la arquitectura y configuración es totalmente diferente. El BMW E30 en su versión 320i se basta de un motor de seis cilindros y 2.0 litros de cubicaje. Hablamos del conocido M20 en su variante B20, corazón que cuenta con 12 válvulas y que destaca por una suavidad de funcionamiento además de un sonido particular. Las primeras unidades desarrollaban 125 caballos de potencia aunque podemos encontrarlo con hasta 129 CV.

El XR4i del Ford Sierra escondía en sus entrañas el motor 2.0 DOHC de cuatro cilindros con el que era capaz de desarrollar 125 caballos de potencia a finales de los ochenta, concretamente en 1989. Esta mecánica nos dejaba un sonido menos agradable al oído que el del 320i pero su eficacia también era destacada. Arriba del cuentarrevoluciones daba todo su potencial, siendo un motor que ha enganchado a muchos amantes de los clásicos.

Precios diferentes

Aunque estamos ante dos coches clásicos de similares características el BMW 320i E30 es menos accesible que el Ford Sierra XR4i. El actual mercado de segunda mano nos deja precios por encima de los 2.500 euros si hablamos del 320i de cuatro puertas y de entre 1.000 y 2.000 euros si buscamos el americano. Nuestro consejo es directo, si puedes permitírtelo compra un E30, sino es así no dudes en irte a por un Sierre XR4i.

Lecturas recomendadas