Skip to main content

Noticia

El circuito de Melbourne se ve mejor driftando con 1.200 CV

Mad Mike y Ricciardo
La vida de lado, la vida mejor.

Con motivo del estreno de la temporada de la Fórmula 1, Daniel Ricciardo, piloto del Red Bull Racing Team, además de celebrar que corre en casa ha tenido un regalo bastante especial gracias al experto drifter ‘Mad Mike’ Whidett: una vuelta al trazado que tiene que recorrer a altísimas velocidades pero desde un punto de vista diferente, concretamente driftando de lado.

Y es que por trepidantes que sea la carrera de los F1, ver todo el trazado de Alberta Park humeando tras el paso de Mad Mike no tiene precio. Hay que recordar, además, que su montura es una auténtica locura: apodada ‘Radbul’, se trata de un Mazda MX-5 Miata preparado hasta los topes, con un corazón hecho con un motor rotativo 26B-TT de cuatro rotores doblemente alimentado por turbo y que entrega nada menos que 1.200 CV de potencia.

¡Aprende a derrapar con Mad Mike!

Con semejante arsenal la diversión está asegurada y damos por hecho que Ricciardo se lo paso como un niño pequeño, aunque no lo podamos confirmar porque el casco impide ver su (seguramente) cara de felicidad. Eso sí, se nota que está más que acostumbrado a la velocidad porque ni se inmuta, va tranquilamente, disfrutando del paseo, con las manos cruzadas sobre el regazo.

El vídeo es un auténtico escándalo ya que a las espectaculares imágenes áreas se suman tomas que muestra la acción tanto desde el punto de vista de Mad Mike como desde el capó, los laterales del coche e incluso la trasera. De hecho hasta hay una entrevista tanto al drifter como a Ricciardo al final, aunque en perfecto inglés.

VÍDEO: ¡Drift extremo! Mad Mike conquista Sudáfrica con su Badbul

Y además