Skip to main content

Noticia

Cinco virtudes y un defecto del Citroën C4 Picasso

Prueba Citroën C4 Picasso 2016, conectado

El monovolumen francés cuenta con una de las propuestas más interesantes del mercado.

El segmento del monovolumen ha sido el daño colateral más importante que ha sufrido el mercado con el auge del SUV. Las ventas de todocamino han subido como la espuma en los últimos años perjudicando gravemente al segmento familiar monovolumen. Aun así, los populares Renault Scénic, Citroën C4 Picasso o Toyota Verso siguen aguantando como verdaderos jabatos. Gracias, en gran medida, a sus múltiples virtudes. Aquí te dejamos cinco virtudes y un defecto del Citroën C4 Picasso.

No te pierdas la prueba del Citroën C4 Picasso

El monovolumen francés cuenta con una de las propuestas más interesantes del mercado. Por este motivo no es complicado encontrarle cinco virtudes que destaquen de este coche que lleva varios años siendo una de las mejores herramientas para las familias en lo que a transporte de refiere. Hace unos años sufría un gran cambio que mejoraba en gran medida este producto. Aunque claro, nada el perfecto.

VÍDEO: Todo esto trae el nuevo Citroën C4 Picasso

Hay que ser bueno y parecerlo

Una de las virtudes de este Citroën C4 Picasso pasa por su diseño, muy vanguardista y, de la misma manera, arriesgado. La estética del monovolumen francés cambiaba drásticamente ofreciendo ahora un estilo más moderno, con recursos atractivos que llamaban la atención del cliente. Tras su restyling, esto no ha hecho más que destacarse.

Hay que ser bueno y parecerlo por eso el modelo de la compañía no solo cuenta con una cara llamativa, también ofrece tras ella una gama mecánica destacada. Contamos con el gasolina PureTech de 110 y 130 CV, el THP de 165 CV y los diésel BlueHDi con 100, 120 o 150 CV de potencia. Además, hay que sumarle un cambio importante y es la posibilidad de montar cambio automático en el PureTech de 130 CV.

El más conectado, el más tecnológico

Tras señalar las dos primeras virtudes de este monovolumen, pasamos a destacar otro par de ellas que destacan sobre la competencia. El Citroën C4 Picasso posee un nivel de conectividad por encima de la gran mayoría de rivales. A eso sumamos un elenco tecnológico que ha sido revisado en su actualización y ahora ofrece una nueva batería de sistemas de asistencia a la conducción.

Casi sin rival en precio

El Citroën C4 Picasso posee una de las armas más poderosas que puede tener cualquiera en este mercado. Hablamos de un precio realmente competitivo, siendo determinante cuando un cliente está indeciso entre varias ofertas. Si enfrentamos al galo con uno de sus competidores más importantes, el Volkswagen Touran, nos damos cuenta que el precio del alemán siempre será superior. Lo mismo ocurre con el Renault Scénic, otro de sus grandes rivales, que pide más a igualdad de motores y equipamiento.

Hablamos de un monovolumen sí, pero otros destacan en esto

Las virtudes están claras. El Citroën C4 Picasso ofrece una de las estéticas más llamativas, también una gama mecánica muy completa. Además, se sitúa a la cabeza en conectividad y tecnología y puede ganarle a la mayoría en precio. Y ahora, ¿qué hay de su defecto?

El Citroën C4 Picasso es un monovolumen, y por este motivo no tiene la obligación de ser un coche dinámico o aplomado en la carretera. El problema es que algunos de sus rivales más directos poseen unas capacidades dinámicas mejores, mostrándose más seguros en la carretera que el francés.

Lecturas recomendadas