Skip to main content

Noticia

Competición

Carlos Sainz y la 'locura' de ganar el Dakar 2022 con un coche eléctrico

Carlos Sainz y Lucas Cruz

Audi se enfrenta a la carrera más dura del mundo con un vehículo innovador.

Carlos Sainz afronta un nuevo desafío en el Rally Dakar 2022 y está dispuesto a hacer historia con una tecnología nunca antes vista en la carrera. El madrileño, su copiloto Lucas Cruz y Audi han presentado en Madrid el proyecto que les llevará al Dakar con un coche eléctrico, desarrollado desde cero, y preparado para ganar.

La marca de los cuatro aros debuta en el rally más duro del mundo con ambición y un equipo de éxito, con experiencia en competición y en el desarrollo de vehículos tanto de rallys, rallycross y eléctricos. A Sainz se unen los pilotos Stéphane Peterhansel y Mattias Ekström. Su presencia es la confirmación de de que Audi no se guarda nada en su estreno.

VÍDEO: Así es el coche de Carlos Sainz para el Dakar

"Pensé que estaban un poco locos al principio, por intentar correr el Dakar con esta tecnología. Son doce días de competición, con etapas de 500 kilómetros. Es un reto para pilotos e ingenieros que me pareció muy, muy ambicioso", dijo Sainz, acompañado de su copiloto y del nuevo Audi RS Q e-tron en el escenario.

El RS Q e-tron, que ha sido definido como un laboratorio de pruebas para futuras tecnologías por la marca, es un vehículo absolutamente innovador. En el interior, el tradicional motor de combustión deja su lugar a un sofisticado sistema de propulsión de 680 CV de potencia que combina el know how y la experiencia de Audi en Fórmula E y DTM.

El nuevo coche de Sainz y Cruz monta un motor eléctrico en el eje delantero y otro en el trasero, iguales – salvo algunas pequeñas adaptaciones - a los desarrollados por Audi para la Fórmula E. Las dos unidades se encuentran alimentadas por una batería de 50 kWh desarrollada por la marca.

Dado que la batería no puede ser recargada durante las largas etapas del Dakar en pleno desierto, Audi ha dotado al RS Q e-tron de un concepto pionero: en el interior del vehículo se encuentra un motor TFSI de gasolina como el que se ha utilizado en el DTM, que junto a una tercera unidad eléctrica forma parte del convertidor de energía que se encarga de cargar la batería durante la conducción.

Presentacion Audi Dakar

"Me siento muy orgulloso por participar en este proyecto. Estamos hablando de hacer algo especial, algo diferente, algo que nadie había hecho ni conseguido antes. Ser los primeros en hacer algo siempre seduce, sobre todo si eres un veterano como es mi caso", señaló un ilusionado Sainz, que ya ha realizado test en Marruecos, Alemania y España.

"La primera sensación (al volante) es que corre según aceleras. No tienes marchas ni tienes que soltar el embrague. Sale disparado", dijo sobre la conducción de su nueva 'arma'. "En las dunas, por ejemplo, no tienes que preocuparte en la marcha que vas ni pensar si vas en la adecuada", comentó.

El software es la clave

Audi RS Q e-tron

Sainz y Cruz destacaron la importancia del software, que se encarga de procesos como decidir cuándo se debe activar el freno motor y el hidráulico, o cuándo se activa el motor térmico para recargar la batería. Esta automatización permitirá que piloto y copiloto puedan concentrarse aún más en el recorrido.

"Al final de los test tenemos que tratar de que el coche sea lo más autónomo posible, porque llegaremos a la etapa maratón y no tendremos siete ingenieros cambiando cosas. Cuando apretemos un botón, el coche arranca y encenderá el motor térmico cuando quiera. Si solo usásemos las baterías, tendríamos 20 kilómetros de autonomía", dijo.

Sainz participará en 2022 en su decimoquinto Dakar y Audi será la cuarta marca oficial con la que toma parte en la durísima prueba, tras haber competido con Volkswagen, SMG (equipo privado), Peugeot y MINI y haber ganado la carrera en tres ediciones. El madrileño es tan ambicioso (o más) que el primer día, y se ve con opciones de victoria... pero también con una gran responsabilidad.

"A mi edad lo que necesito es un proyecto seductor, porque vas a poner toda tu energía y motivación. Nuestra aspiración ahora es intentar ganar el Dakar con este coche. ¿Estamos locos? A lo mejor sí. Pero ese tiene que ser el objetivo", comentó.

"Quizás en tres meses el objetivo sea otro menos ambicioso, pero una vez que has ganado una competición, acabar segundo o tercero puede estar bien, pero sabes que no te llena", añadió. Otra de las claves será la fiabilidad de la nueva tecnología, que ya ha estado poniéndose a prueba en los test realizados.

Grandes pilotos... y grandes rivales

Pilotos Audi Dakar 2022

Además de con Sainz, Audi ha formado un equipo de garantías con el que demuestra que va a por todas desde su debut en el rally. Los otros dos RS Q e-tron estarán pilotados por Stéphane Peterhansel, ocho veces ganador del Dakar en coches, y Mattias Ekström, que competirá por primera vez en la categoría de coches tras su debut el año pasado con un SSV.

Entre los rivales para Audi esta temporada, se encuentran Toyota y BRX, que con pilotos como Nasser Al-Attiyah, Sébastien Loeb o Nani Roma, y con coches evolucionados, tratarán de poner las cosas difíciles a Sainz y a sus compañeros. La organización intentará igualar las prestaciones de las distintas tecnologías. En este sentido, Sainz espera tener 400 CV de potencia como límite. 

El Dakar 2022 dará comienzo con la etapa prólogo el próximo día 1 de enero en Ha’il (Arabia Saudí) y finalizará trece días más tarde en Jeddah. Y, como vemos, puede ser un Dakar histórico tanto para la propia carrera como para Audi, la primera marca que aspira a ganar la carrera más dura del mundo con un coche eléctrico. ¡No hay mayor reto posible!

Y además