Noticia

La cámara trasera, obligatoria en Estados Unidos en 2018

La cámara trasera, obligatoria en Estados Unidos en 2018

Alejandro Palomo

07/04/2014 - 14:03

Estados Unidos acaba de imponer que la cámara trasera sea obligatoria a partir de 2018 para todos los vehículos con un peso inferior a los 4.500 kilos. La norma entrará en vigor el día 1 de mayo de ese año para todos los coches fabricados, y tendrá como principal objetivo evitar los atropellos de peatones al circular marcha atrás.

Así es. La cámara trasera o también conocida como cámara de aparcamiento será obligatoria a partir del año 2018 en Estados Unidos. Así lo han impuesto en el país los reguladores federales tras varios años de deliberación. La nueva medida, que entrará en vigor en mayo de ese año, será impuesta a todos los vehículos que pesen menos de 4.500 kg.

El NHTSA (Departamento de Tráfico americano) ha declarado que el objetivo principal de esta medida es evitar los atropellos de peatones que se producen cuando los coches circulan marcha atrás, que cada año se saldan con unas 210 vidas y 15.000 heridos. La agencia espera que, una vez que todos los vehículos equipen este sistema, se puedan salvar aproximadamente de 58 a 69 vidas anualmente.

La cámara trasera, obligatoria en EEUU a partir de 2018

"Estos requisitos de visibilidad trasera salvarán vidas, y le ahorrará a muchas familias la angustia sufrida después de estos trágicos incidentes", dicho David Friedman, Administrador Interino de la NHTSA. "Ya estamos recomendando este tipo de tecnología para salvar vidas a través de nuestro programa NCAP y animando a los consumidores a considerarla en la compra de coches hoy en día".

Según la nueva norma, todos los vehículos que se fabriquen a partir del 1 de mayo de 2018 deberán equipar este dispositivo de cámara trasera cumpliendo, a su vez, unos requisitos mínimos: que ofrezcan un campo de visibilidad por detrás del coche superior a los 3 metros de ancho por 6 metros de profundidad, además de ciertas exigencias en el tamaño de la imagen, el tiempo de respuesta del dispositivo, la durabilidad o su desactivación.

Tal como ha anunciado la NTHSA la instalación de este sistema supondrá un coste de unos 32 euros para aquellos vehículos que ya lleven una pantalla apropiada instalada y aproximadamente 100 euros para el resto de coches. Aún así, la agencia estima que un 73% del parque móvil posea ya esta tecnología para cuando cuando la norma comience a ser obligatoria.

Fuente: Carscoops.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alejandro Palomo

Alejandro Palomo

Colaborador

No concibo una vida sin coches. Desde los 18 son mi forma de vida y espero que lo sean siempre. Como buen aficionado los clásicos empiezan a llamarme

Buscador de coches