Noticia

La broma más cruel con un McLaren 650S

La broma más cruel con un McLaren 650S
Aarón Pérez

La broma más cruel con un McLaren 605S tiene que ver con una cámara oculta y un dispositivo que libera descargas eléctricas cuando alguien se sienta en el asiento del conductor. El arma definitiva contra los ladrones y la forma más eficaz de ahuyentar a los curiosos.

No te pierdas: McLaren 650S Can-Am, también en naranja y negro

El YouTuber Joey Salads decidió llevar a cabo la broma más cruel con un McLaren 650S. Para ello tan solo une una serie de cámaras ocultas y un dispositivo remoto que libera descargas eléctricas cuando alguien se sienta en el asiento del conductor del McLaren 650S. Además, el deportivo británico es todo un reclamo para los curiosos y cualquier interesado en robar un vehículo.

El dispositivo instalado en el asiento, incluso con los cables a la vista, es el sistema que hace funcionar los collares de castigo eléctrico para perros. Salads lo instala de forma visible en el asiento, y mientras él y sus compañeros se esconden a la espera de algún curioso, el deportivo permanece inmóvil a la espera de ser ¿robado? No te pierdas el vídeo a continuación.

Hablando del McLaren 650S, ¿te acuerdas del vídeo en el que Cristano Ronaldo aparecía colando balones dentro? Dale al Play y disfrútalo de nuevo...

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Lecturas recomendadas