Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

BMW X5 xDrive45e iPerformance: con 394 CV y 80 km de autonomía eléctrica

BMW X5 xDrive45e iPerformance

Más capaz

La gama del nuevo BMW X5 se amplía con el BMW X5 xDrive45e iPerformance, su variante híbrida enchufable (PHEV) que llega con suficientes cambios respecto a la versión anterior como para consolidarse como una variante de lo más capaz.

El nuevo BMW X5 híbrido enchufable saldrá a la venta en el transcurso de 2019.

VÍDEO: BMW X5 2018, todos los detalles

El centro de su sistema de propulsión es un motor gasolina 3.0 TwinPower Turbo de seis cilindros en línea que desarrolla 286 CV, pero se combina con un bloque eléctrico que añade otros 112 CV para conseguir una potencia combinada de 394 CV y un par máximo de 600 Nm. Todo ello se asocia a una caja de cambios automática Steptronic de ocho marchas y con el sistema de tracción integral xDrive que funciona en todo momento, ya esté actuando solo el bloque de gasolina, el eléctrico o ambos juntos.

Cinco virtudes y un defecto del BMW X5 2018

Como resultado del aumento de potencia, sus prestaciones mejoran sensiblemente: el BMW X5 xDrive45e iPerformance es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos (uno más rápido que el modelo previo) alcanza una velocidad máxima de 235 km/h; y ofrece un consumo combinado de 2,1 litros/100 kms.

80 kms de autonomía y 140 km/h en modo eléctrico

El otro punto destacado del BMW es el que concierne al apartado eléctrico.

Como eléctrico, el BMW X5 funciona con una batería de iones de litio con capacidad de almacenamiento extendida y una electrónica de propulsión desarrollada para la gestión inteligente de la energía. Sus datos más destacados son: 112 CV de potencia, 80 kms de autonomía y 140 km/h de velocidad máxima.

El motor de combustión y el eléctrico entregan su potencia a la caja de cambios Steptronic de ocho velocidades de la última generación y al sistema inteligente de tracción total BMW xDrive. De esta forma, el par motor se transfiere a las cuatro ruedas cuando se conduce solo con energía eléctrica, cuando se usa el motor de combustión o cuando se emplean ambas unidades motrices.

Lo negativo es el hecho de que las baterías ocupan espacio y como están colocadas en la parte inferior de la carrocería, el maletero pierde 150 litros con lo que su capacidad se reduce a 500 litros en condiciones normales y a 1.716 con las plazas traseras abatidas.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas