Skip to main content

Noticia

Así ha cambiado el Toyota Land Cruiser en 18 fotos

Toyota Land Cruiser en Namibia

Casi siete décadas.

Nacido en 1951, el Toyota Land Cruiser es uno de los modelos más longevos del mundo de la automoción. Casi siete décadas para perfeccionar su concepto 4x4 añadiendo por el camino estándares cada vez más altos en términos de confort o tecnología. La pregunta es: ¿ha supuesto esta deriva una desatención de su naturaleza off-road original? La marca afirma que no, y por ello se ha llevado al todoterreno a Namibia.

VÍDEO: ¡A 370 km/h con este Toyota Land Cruiser!

Un convoy de unidades ha dedicado varios días a recorrer todo tipo de parajes inhóspitos del lugar, desde los desiertos más áridos hasta la playa, pasando por las escasas zonas de vegetación del terreno. El perfecto lugar para poner a prueba y demostrar la robustez del modelo, pero también para estar atentos al detalle de todos los cambios que trae consigo el recientemente renovado 4x4.

Y es que el Toyota Land Cruiser 2018 llega cargado de multitud de novedades que, eso sí, pueden pasarse por alto si el vistazo que se echa al vehículo es demasiado rápido. Empecemos por el exterior: ha crecido 60 mm de longitud, la parrilla ahora luce cinco lamas múltiples verticales cromadas, los faros estrenan diseño y pueden ser LED o halógenos, se han sumado dos nuevos tonos a la paleta de colores para la carrocería y se ha ampliado la gama de llantas.

No te pierdas: ¿Cuál es mejor, Land Rover Defender o Toyota Land Cruiser?

En el habitáculo se ha renovado el salpicadero, la consola central ahora cuenta con una pantalla más grande, de 8 pulgadas; el cuadro de instrumentos sigue siendo analógico pero es nuevo y los asientos pueden contar con funciones de ventilación y calefacción.

En cuanto a tecnología, cuenta con el Toyota Safety Sense, un escudo de seguridad formado por Sistema de Seguridad Precolisión con Detección de Peatones, Control de Crucero Adaptativo, Avisador de Cambio Involuntario de Carril y Control Inteligente de Luces de Carretera. Y puede sumar como extras el Detector de Ángulo Muerto con Alerta de Tráfico Cruzado Posterior y el indicador de presión de neumáticos.

Es el apartado mecánico el que hace al Toyota Land Cruiser ser lo que es: un modelo de lo más capaz. En España solo se comercializa con el motor 2.8 D-4D turbodiésel de 177 CV, que entrega 420 Nm de par con el cambio manual y hasta 450 Nm con el automático. Está disponible con dos tipos de diferencial trasero, abierto o limitado; cuenta con el sistema Multiterreno MTS que añade el modo Auto que se adapta de manera automática en función de la situación, el Crawl Control es un selector de velocidad (5 opciones, todas bajas) para ascensos y descensos, y, además, de la suspensión de serie, se puede optar por una electrohidráulica y por una adaptativa variable.

Lecturas recomendadas