Skip to main content

Noticia

Así es el V8 de más de 2.000 CV del Hennessey Venom F5

El motor del Hennessey Venom F5
El corazón de la bestia.

En la batalla de los hiperdeportivos son pocos los participantes, pero los que hay llevan la excelencia a un nuevo nivel. Para plantar cara a titanes como el Bugatti Chiron o el Koenigsegg Agera RS el representante americano es el Hennessey Venom F5, una mala bestia en cuya presentación se afirmó que sería el primer coche de producción capaz de alcanzar las 300 mph (482 km/h), y ahora hemos conocido al motor que lo hará posible.

VÍDEO: Hennessey Venom F5: ¡482 km/h!

Se trata de un bloque que ha estado en desarrollo durante casi cinco años (junto a especialistas como Shell y Pennzoil), un propulsor V8 de 7,6 litros que está doblemente alimentado por turbo para conseguir desarrollar 2.000 CV de potencia a 7.200 revoluciones por minuto y entregar un par máximo de 1.760 Nm a partir de las 4.400 vueltas. "Realmente hemos probado el motor a más de 2.000 CV. ¿Planeamos entregar ese nivel de potencia a nuestros clientes? No, pero entregaremos toda la potencia que necesitemos para romper las 300 mph", decía John Hennessey en una entrevista concedida a Top Gear.

Con dichos guarismos la compañía promete una aceleración de 0 a 300 km/h en menos de 10 segundos, mientras que no llegarán a 30 los necesarios para alcanzar los 400 y poco después deberían llegar los 482. Esto, sobre el papel, pero, ¿lo conseguirá? John Hennessey está seguro y ha apuntado que “se sienten confiados” sobre conseguir nuevos récords en 2019.

¿Va a superar Hennessey las 300 mph?

A nivel técnico, Hennessey ha explicado que el motor tiene un ratio de compresión 9.3:1 y está hecho de aluminio, pero cuenta con numerosas partes fabricadas en acero inoxidable como los cabezales del turbo.

Desde la compañía también han expuesto que de las 24 unidades que se fabricarán del Hennessey Venom F5, cada una con un precio de partida de 1,6 millones de dólares, ya se han vendido 15. El objetivo es "ir lo más rápido que podamos. 300 mph es el inicio, es ahí donde nos gustaría comenzar. Sin embargo, en última instancia, las llantas y el lugar donde probamos el F5 son el factor limitante ".

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además