Skip to main content

Noticia

Motor

Amaxofobia, cuatro consejos para superar el miedo a conducir

Amaxofobia, miedo a conducir

Ponerse nervioso al volante es normal. Sentir cierto temor horas antes de emprender un viaje por carretera, especialmente cuando es largo y por zonas desconocidas, también. Pero ciando ese miedo es tan intenso que llega producir pánico y bloqueo se convierte en enfermedad llamada amaxofobia.

La amaxofobia surge cuando los niveles de ansiedad del conductor son tan altos que llegan a bloquearle, hasta el punto de que siente incapaz de iniciar o mantener la conducción. 

Son muchos los factores, tanto personales como externos, que disparan la ansiedad ante la idea de conducir. La plataforma de seguros doppo by Zurich ha elaborado un estudio sobre esta enfermedad en el que determina cuáles son las causas más frecuentes que la provocan, qué síntomas son los más habituales y cómo superarla.

Amaxofobia, miedo a conducir

Amaxofobia: causas

Haber sufrido o presenciado un accidente de tráfico es el desencadenante más común del miedo incontrolable a conducir. Por detrás de este, se sitúan:

  • Circular por sitios desconocidos
  • Insuficiente aprendizaje desde la autoescuela
  • Miedo a tener accidente estando embarazada o llevando otros pasajeros
  • Conducir con condiciones climatológicas adversas o con falta de luz
  • Predisposición a sufrir ansiedad y miedos irracionales
  • Pensamientos negativos
  • Baja autoestima
  • Sentimiento de rechazo o no aprobación de nuestra conducción por parte del entorno cercano
  • Tener una personalidad excesivamente perfeccionista o rígida
  • Ver reducidas nuestras capacidades físicas o mentales para conducir 

¿Qué sienten quienes sufren amaxofobia?

Los síntomas que se experimentan ante una situación de miedo o ansiedad al volante pueden clasificarse en tres bloques diferenciados: cognitivos, observables y fisiológicos.

Cómo reclamar al seguro por amaxofobia tras sufrir un accidente

  • Los síntomas cognitivos más frecuentes son: preocupación, inseguridad, temor, aprensión, pensamientos negativos, anticipación al posible peligro y dificultad para la concentración y toma de decisiones.
  • El nerviosismo, los movimientos torpes y desorganizados y la evitación de la conducción, son los síntomas observables más evidentes
  • En cuanto a los síntomas fisiológicos, hay que destacar la sensación de ahogo, pulso acelerado, tensión muscular, molestias en el estómago, sudoración y mareo, entre otros
Amaxofobia, miedo a conducir

Consejos para superar el miedo a conducir

Conducir con miedo supone una fuente de riesgo tanto a nivel personal como para el resto de los conductores; sin embargo, dejar de conducir no es la solución para superar la amaxofobia. Si sientes miedo intenso ante la idea de ponerte al volante de un coche, sigue estos consejos:

  1. Lo primero es reconocer la existencia de este problema, racionalizar el miedo y confiar en que es posible superarlo
  2. Conoce las reacciones del coche, sus consecuencias y mejorar las habilidades de conducción, te ayudará a sentirse más competente y seguro al volante
  3. Algunas técnicas de afrontamiento como la relajación y la respiración son de gran ayuda para aliviar los síntomas cuando se experimenta un momento de miedo
  4. 4. Buscar ayuda profesional, para superar la amaxofobia con el apoyo adecuado por parte de profesionales especialistas en tratar con éxito fobias especificas. Algunas autoescuelas cuentan con un simulador que ayuda a superar el miedo a conducir

Y además