Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

¿Un aire acondicionado para coche de quita y pon? ¡Existe!

Aire acondicionado para coche de quita y pon
Los que de niños viajábamos en coche sin 'aire' lo valoramos especialmente...

El día que nos topamos con esta especie de reactor que asomaba por este simpático VW Escarabajo cuajado de extras, pensamos: ¿y el del otro lado? Pero no, no era un reactor, ni un megáfono, ni un 'bazooka'. Se trataba de un car cooler, ¡un aire acondicionado para coche de quita y pon! ¿Eso existe? Ya lo creo. ¡Y desde hace más de medio siglo! 

5 trucos para bajar la temperatura de un coche en verano

Se trata de un ingenioso cilindro que se sujetaba a la propia ventanilla para que sirviera "tanto para descapotables como para vehículos con el techo duro", como rezaban las instrucciones que ves más abajo. 

Aire acondicionado para coche de quita y pon
Aire acondicionado para coche de quita y pon

Una vez fijo, se supone que este aparato recogía parte del flujo aerodinámico al que se enfrentaba el automóvil, lo hacía circular por su interior para enfriarlo mediante la evaporación del agua que contenía en un depósito y lo canalizaba hacia el habitáculo para bajar unos grados su temperatura durante cientos de kilómetros. ¡Sin instalación permanente, perforaciones, cables o electrónica de ningún tipo!

Aire acondicionado para coche de quita y pon
Aire acondicionado para coche de quita y pon

Lo que no nos queda claro es si había modelos de car cooler en los que se pudiera meter hielos para ayudar a enfriar el aire antes de esparcirlo (como sucede en los aparatos domésticos y portátiles de aire acondicionado). 

¿Cuándo es mejor bajar las ventanillas que poner el aire acondicionado?

De alguna manera, estaba basado en los principios físicos que rigen esos tablones de madera con cuellos de botellas de plastico con las que en algunos países se tapian las ventanas para refrigerar una habitación, sólo que con la ayuda del agua y la corriente de aire generada por el propio movimiento del coche.

Según hemos podido saber, esta especie de aire acondicionado para coche de quita y pon existe desde los años 50 -incluso algunos los sitúan en los años 30- y en países como EEUU era muy popular. 

Aire acondicionado para coche de quita y pon

El modelo en cuestión que ves aquí es, concretamente, un Thermador Car Cooler, fabricado en Los Ángeles por la compañía Thermador Electrical MFG, y se complementaba estupendamente con otro curioso extra de la época orientado al confort: las esterillas laminadas para la luneta trasera. 

Aire acondicionado para coche de quita y pon

Hoy es posible encontrar este artefacto para lucir en reuniones de clásicos por un precio de entre 100 y 300 euros, y hay tutoriales en Internet que enseñan a restaurarlos y a limpiar correctamente los filtros, depósitos y rejillas interiores para que quede como nuevo... y su cotización te deje realmente 'helado': porque un car cooler en perfecto estado ¡puede superar los 1.000 euros! 

Y además

Más de Coches históricos: todo sobre los clásicos que nos apasionan