Skip to main content

Noticia

Motor

5 ventajas de comprar un coche km0 frente a un coche nuevo

Coche km0

Si estás pensado en cambiar de coche pero, por el motivo que sea, no quieres uno de segunda mano, solo te quedan dos opciones de compra: un modelo de km0 o uno nuevo de concesionario. Hay que sopesar los pros y los contras de una y otra, pero nosotros te vamos a dar 5 ventajas de comprar un coche km0 frente a un coche nuevo.

Eso sí, es necesario concretar que con la peculiar situación actual, en la que la escasez de componentes y los problemas de distribución han puesto patas arriba el mercado, algunas de ellas se aplican en menor medida. Tengamos en mente que en general hablamos de pros en una situación “normal”.

Básicamente, hay coches

El principal problema de comprar un coche nuevo hoy en día es, básicamente, que no hay coches para adquirir. La falta de ciertos componentes hace que las marcas estén teniendo problemas serios para abastecer a los mercados, lo que está haciendo que adquirir un vehículo nuevo sea prácticamente imposible.

Esta situación ha derivado parte del volumen de compradores hacia el mercado de kilómetro cero (y también al de ocasión) pero, dentro de lo que cabe, sigue habiendo oferta y ejemplares disponibles, por lo que recurrir a este tipo de vehículos es una alternativa todavía más recomendable que hace unos años.

Entrega inmediata

Esto ya era un punto a favor hace tiempo, pero lo es todavía más hoy. Si a pesar de lo comentado en el apartado anterior, sigues empeñado en comprar un coche nuevo, tienes que ser consciente de que tienes por delante unos largos meses de espera que, seguramente, terminen ampliándose incluso más de lo previsto de manera inicial.

Cuando hablamos de coches de km0 la cosa es completamente la opuesta, son vehículos que ya están en el concesionario, así que básicamente se trata de ir, verlos y, en cuanto te decididas, tendrás tu automóvil en apenas un par de días.

Coches km 0: todo lo que debes saber sobre ellos

Poder ver el vehículo en directo

Configurar el coche de manera online, o con el vendedor de la marca, te permite hacerte una idea de más o menos cómo va a ser tu coche nuevo, pero a la hora e la verdad luego hay ciertas cosas que no terminen de ser como te esperabas: el color de la carrocería, algunos acabados del interior, etc.

En un km0 ese problema desaparece. Cierto que lo que hay en el concesionario es lo que hay, y que no puedes personalizar nada, pero puedes ver y palpar cómo es el resultado final del modelo, comprobar en persona si te gusta y así decidirte por él sabiendo que no va a haber ninguna sorpresa.

El precio

Perder opciones de elección y configuración se compensa por el hecho de que, a igualdad de equipamiento, motor, etc., un km0 es más barato que un coche nuevo. Los descuentos no son tan grandes como hace tiempo, pero aún así suponen una ventaja económica.

Tienes que tener en cuenta que un coche de este tipo ocupa espacio en el concesionario, así que éste tiene interés en darle salida y mover el stock, motivo por el que suelen contar con ofertas y descuentos.

Ahorro de costes

Ya no solo se trata del descuento directo en la compra, si no que por la naturaleza legal del vehículo habrá una serie de costes asociados que no tendrás que pagar: un coche km0 ya se ha matriculado y tampoco tienes que pagar los gastos de transporte, así que son dos ahorros adicionales.

Etiquetas:

km0

Y además