Skip to main content

Noticia

3 manías que tienes con el coche y aumentan el consumo sin que lo sepas

3 manías que tienes con el coche y aumentan el consumo sin que lo sepas

Admitamos nuestros errores.

Al volante, es fácil echarle la culpa a factores externos porque el coche consuma más de lo debido: que si el motor “traga” más de lo debido, que si el aire acondicionado, que si el mal estado de las carreteras, que si “es que el camino era todo en subida”… es posible que sea el momento de parar, dejar de echar pestes y mirarnos a nosotros mismos, ya que en muchas ocasiones somos los responsables del gasto elevado de nuestro vehículo. Sin ir más lejos, estas son 3 manías que tienes con el coche y aumentan el consumo sin que lo sepas.

Es posible que algunas parezcan de perogrullo pero, seamos sinceros: abrid bien los ojos cuando estéis en carretera y comprobaréis como bastante gente comete estos errores.

VÍDEO: 5 SUV híbridos que apenas gastan

Utilizar la marcha errónea

Uno de los consejos básicos para ahorrar combustible es: conduce en marchas largas. Y le damos la razón, pero solo hasta cierto punto. Está claro que utilizar las marchas mayores es la mejor manera de desahogar el motor, que este no vaya tan revolucionado y el gasto se reduzca (en la mayoría de vehículos esta es la función principal de la sexta marcha). Sin embargo, pasarse puede tener consecuencias igual de malas para el bolsillo, puesto que si circula por menos de las rpm recomendadas, le costará mucho más recuperar cuando nos haga falta.

Eso sí, como es lógico pecar de lo contrario también es contraproducente. Utilizar una marcha más corta de lo debido en descensos para beneficiarse del freno motor está bien, pero hacerlo de manera habitual supone que el motor trabaje más forzado de lo que debería, además que consuma mucho más combustible de lo normal.

Los tres factores que más suben el consumo de un coche eléctrico

No parar el motor en las paradas

Esta duda siempre nos asaltaba: ¿hay que apagar el motor para no gastar combustible si estamos parados? ¿Pero cuanto hay que tardar para que sea recomendable mantenerlo encendido o para que sea mejor apagarlo? Es algo subjetivo pero de sentido común, y es que si se va a estar varios minutos sin mover el coche, es mejor apagar el motor.

Pero hemos empezado el punto en pasado, ¿por qué? A día de hoy la inmensa mayoría de coches incorporan un sistema se apagado y encendido automático que para el propulsor en cuanto el coche se detiene (algunos incluso antes), buscando la máxima eficiencia. Sabemos que no es lo mismo este sistema que hacerlo de manera manual, pero un bloque no gasta tanto al ponerse en marcha como para que no rente apagarlo si se va a parar unos minutos.

Acelerones

Las carreteras están llenas de ‘torettos’, gente que ha visto demasiado ‘A todo gas’ y va por las calles de la ciudad en un Ibiza del 94 (con todo el respeto a los Ibiza del 94 y a sus dueños) arreando acelerones a su coche sin compasión, “para que suene” y que se vea que corren mucho y que son muy buenos al volante.

Dejando este caso extremo a un lado, lo cierto es que prácticamente todos conducimos de una manera más agresiva de la que deberíamos, no contra otros vehículos, sino contra nuestro coche. Huir de aceleraciones y frenadas bruscas y decantarse por una conducción suave y regular, en la que nos anticipemos a lo que ocurre alrededor, reportará grandes beneficios a nuestro bolsillo.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas